“Los trabajadores de subte tienen legitimidad legal y política para negociar su paritaria”

Carlos Tomada, jefe de la bancada de Unidad Ciudadana en la legislatura porteña, ofreció una clase política y sindical durante su intervención por el debate que se dio en el recinto -el jueves 24 de mayo- sobre el conflicto que el Gobierno porteño tiene -y promueve- con los Metrodelegados del subte. La personería, el fallo de la Corte, la UTA, la historia del sindicato.

Desgrabación: Pablo Corrales

En la sesión ordinaria de la legislatura porteña del jueves 24 de Mayo, el cuerpo legislativo se trenzó en una discusión política acerca del conflicto que el Gobierno porteño y la empresa Metrovías tienen con los Metrodelegados del subte. De un lado, la bancada oficialista, que repite el discurso que los más altos funcionarios del gobierno realizaron la misma noche de la represión y detención de los sindicalistas: “No vamos a permitir que los metrodelegados tomen de rehén a los vecinos”. La oposición, por su parte, ofreció unos cuantos argumentos. En este caso, citamos textual las palabras del jefe de la bancada de Unidad Ciudadana, Carlos Tomada, quien echó luz sobre muchas de las mentiras que sin ruborizarse esparcen los funcionarios de Cambiemos. Leamos.

“Claramente es un conflicto definido por el ajuste, por un ajuste que no comenzó hoy, que empezó el 10 de diciembre de 2015, un ajuste sobre el salario, un ajuste sobre el empleo y un ajuste sobre la seguridad social. Sin olvidarnos que este ajuste, además, es acompañado por la pretensión de hacer una reforma laboral que avanza en un proceso de flexibilización que ya recorre a Latinoamérica. El ejemplo de la reforma brasilera es un ejemplo que aunque lo oculte esta en el alma y el espíritu de todas las normas que ya está presentando el gobierno nacional. A ello se suma el anunciado con bombos y platillos el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional que ya han generado en toda la ciudadanía, lo muestran todas las encuestas que entre el 60 y el 70% de la población ve como negativa para su presente y para su futuro este acuerdo con el Fondo Monetario. Ese es el contexto en el que quisiera hacer algunas reflexiones sobre el conflicto en el subte.

Porque hemos escuchado en las últimas horas, en los últimos días, mucha tergiversación de los hechos, mucha mentira dicha con una suerte de naturalidad que la cadena hegemónica de medios instala como sentido común. Llegando al extremo de que el Jefe de Gobierno dice, no sé si con desinformación, mal intención o mal asesoramiento que el Sindicato de metro delegados es ilegal, argumento que de paso sea dicho sirve para justificar la represión y la detención de los trabajadores y militantes que están en conflicto, eso es una mentira, pero además es una mentira grave decir que en la Argentina hay sindicatos ilegales, creo que no hay dimensión de lo que han dicho y lo que repiten, así estamos, en la Argentina de Macri y de Larreta.

A ver si podemos por lo menos aclarar ese mal asesoramiento, en primer lugar no es cierto que los trabajadores del subte no puedan reclamar o sentarse en una mesa a negociar, por favor, los trabajadores de subte, no importa la personería gremial que está en discusión y después hablamos, los trabajadores de subte tienen formulado legitimidad legal y por otro lado legitimidad política para estar sentados en cualquier mesa, legitimidad legal porque los trabajadores de subte tienen lo que se llama “inscripción legal” y no dudo que acá habrá muchos legisladores que acá deben saberlo, la inscripción legal por ley y por fallos de la Corte Suprema, no uno, cinco fallos de la Corte Suprema, los habilita a participar de cualquier discusión, para participar en la representación de los trabajadores, para representarlos en conflictos, para buscar soluciones, la Corte Suprema a la que tanto se ha invocado en los últimos tiempos no dice lo contrario de lo que yo estoy afirmando, ni mucho menos se ha dicho, creo que fue el Jefe de Gabinete, muy sueltamente, que el no negocia porque no lo deja el fallo de la Corte, si encuentran un reglón en el fallo de la Corte que diga que los trabajadores de subte no pueden negociar prometo desdecirme públicamente, en todo caso lo que hizo la Corte, en un fallo opinable, pero no importa, primero no expedirse sobre la cuestión de fondo, evitó cuidadosamente expedirse sobre la cuestión de fondo y en cambio si señalar que el expediente volviera a la Cámara de Trabajo para que a su vez volviera al Ministerio de Trabajo para que a su vez completara un trámite que para ellos no estaba satisfecho, bien, dejemos eso para una discusión posterior. Pero en ningún momento la Corte respalda la actitud que ha tomado el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a ver, nadie nace de un repollo, permítanme que me extienda en un tema que algunos le parecerá poco importante pero que está en el fondo de esta discusión, dije también que tenían legitimidad política ¿pero saben qué?

De lo que hay absoluta certeza en el subte, en los trabajadores del subte y en la propia empresa de que este sindicato ha acreditado cabalmente que cuenta con la mayoría de los afiliados del sector que más de 2700 sobre 4000 está afiliado al sindicato de los metro delegados como se los llama normalmente, lo cual viene a desmontar otra mentira de que hay trabajadores que quieren trabajar y los metro delegados no los dejan que funcionen los subtes, en una compañía con 4 mil trabajadores si casi 3 mil no trabajan díganme como se pone en marcha, es una falacia que no se sostiene ni un minuto y esto tiene una historia, porque también hay una historia, esto no nació de un repollo, eso tiene una historia que se remonta al siglo pasado, porque hacia fines del siglo pasado no existían los metro delegados en el subte, intentaron conformar una corriente, intentaron conformar un área o un subsector dentro de la UTA como tienen tantos sindicatos, una rama subte bien diferenciado del transporte de pasajeros y la UTA, vamos a decir con algún eufemismo, la UTA no lo permitió, por las vías de hecho, también, no lo permitió, pero los metro delegados siguieron librando luchas históricas, entre ellas en el año 2003 consiguieron la jornada de 6 horas, en ese momento no tenían ni inscripción gremial, la legitimación le venía dada de esa representación que tenían.

Finalmente empezó el largo camino, a ver, si escuchan, porque lo vienen repitiendo con demasiada liviandad, empezó el largo camino de la construcción de un sindicato, los metro delegados decidieron, por si mismo, libremente, construir un sindicato, y así presentaron el pedido de inscripción del nuevo sindicato en el año 2008, obteniendo la inscripción gremial en el año 2010, y empezar su primer pedido por la personería gremial en el 2013. ¿Qué había pasado durante todo ese tiempo? Lo que había pasado en estas instancias, una vez que obtuvieron la inscripción gremial empezaron las convocatorias, las asambleas, las elecciones, el aumento de la filiación, porque a los metro delegados nadie les regalo nada, no fue un papel del Ministerio de Trabajo el que les dio la legitimidad, surge de cómo ellos trabajaron la representación de los trabajadores y finalmente la UTA fue citada tres veces, una detrás de la otra, para que viniera a la compulsa y no asistió a ninguna, se resistió a concurrir a la compulsa y esa fue la base por la que se le otorgó la personería gremial. Pero me voy a quedar sin tiempo y quiero señalar algo mas, este no es el tema de fondo, este no es el tema importante, lo importante es que acá hay un conflicto y ese conflicto hay que resolverlo y el que no lo resuelve es el gobierno.

Yo me pregunto tanta difusión de legitimidad y representación, el día 14 de marzo de 2018 la empresa Metrovías se sentó con los metro delegados y firmaron un acta que dice: “Las partes, Metrovías y metro delegados, hacen saber que el objeto de la presente audiencia es la actualización de la escala salarial ya que la mismas vencieron el 28 de febrero de 2018” la propia empresa estaba reconociendo la legitimidad de los metro delegados, es un invento que han hecho después para poder decir que no se sientan a negociar. Metro delegados se ha sentado siempre con personería, sin personería, con inscripción, sin inscripción y siempre la empresa lo reconoció como interlocutores ¿Por qué no los reconocen ahora como interlocutores? Porque el fallo de la Corte no se mete con eso, y si se hubiera metido igual le sobran papeles a metro delegados para estar sentado ¿Por qué no? Porque la empresa tiene prohibido negociar con metro delegados para que no se moleste la UTA. No debe sentarse Metrovías, es una responsable de este conflicto, ¿o qué? ¿Desde cuándo en un conflicto son sólo responsables los trabajadores?

La empresa es responsable y en este caso el Gobierno de la Ciudad y el Gobierno Nacional también son responsables, porque tienen herramientas, porque tienen atribuciones, porque es su deber, porque gobernar también es solucionar conflictos. Dicen que no tienen derecho para adoptar esta medida, miren, tienen derecho, les sobra derecho, pero no es solamente eso, como las reuniones no empezaron, empezó el conflicto, los metro delegados agotaron todo tipo de instancias para no llegar a un paro, eso es responsabilidad, los metro delegados tiene una larga historia de lucha, no necesitan venir a demostrarla de un día para otro, y entonces ¿Qué hicieron? Primero empezaron con los molinetes, los suspendieron a los trabajadores, cuando les piden creatividad, me canso de escuchar en todos los medios. “bueno, adopten otra medida, no joroben a los usuarios” lo hicieron, levantaron los molinetes, ¿Qué paso cuando levantaron los molinetes? Suspendieron a los trabajadores, los arrinconaron, los empujaron, los provocaron ¿Cuál fue la respuesta de los metro delegados? Fue, vamos a hacer paros escalonados, en los horarios que menos molestemos, en las líneas que sean menos complicadas, de densidad de tránsito ¿para qué? Para ir avisando para que tomen nota la empresa y el gobierno que hay un conflicto en marcha, hicieron oídos sordos, ¿Qué pueden hacer?

Cuando no los escuchan, es muy cómodo pontificar sobre servicios públicos, el problema es que no te escuchan, los conflictos, se solucionan escuchando, abriendo la puerta, sean autoconvocados sindicatos con recontra personería gremial y todo lo que hay en el medio, laburando para resolver el conflicto, no negándose a recibirlo, no negándose ni siquiera para abrir una puerta a una negociación, entonces deviene esta etapa que ni siquiera era una etapa final, ni siquiera habían llegado a parar un día completo, estaban empezando a parar tres horas y cuando estaban terminando el primer paro de tres horas meten la policía adentro, termino, el Gobierno de la Ciudad tiene que sentarse a dialogar y solucionar este conflicto, basta de echarle la culpa a otros, el gobierno, el Ministerio de Trabajo de la Nación también tiene que intervenir para solucionar este conflicto, ni el Ministerio de Trabajo de la Nación ni la Corte Suprema han dicho que el sindicato es ilegal como ha dicho el Jefe de Gobierno, lo que en todo caso sera ilegal entrar a puro palazo para impedir que se ejerza el derecho constitucional de reclamar lo que se cree justo, eso seguro es ilegal, por favor cambien el eje, cambien el eje del análisis de este conflicto y otros conflictos, ¿saben porque?

Porque los metro delegados no quieren parar, quieren trabajar, porque los docentes no quieren marchar, quieren trabajar, porque los del INTI quieren seguir perteneciendo a un organismo de excelencia, también quieren trabajar y no parar, saben lo único que quieren, trabajo digno, trabajo con salario, trabajo con protección social, trabajo con derecho, eso es lo único que piden, trabajo, es lo que Macri y Rodríguez Larreta le quieren negar. Muchas gracias”.

Kraneá tu comentario

Comentá primero

avatar
wpDiscuz