Organizaciones sociales montaron una enorme olla popular sobre Avenida de Mayo

La crisis económica se agrava y las organizaciones populares deben hacer malabares para contener la emergencia social que sacude los barrios más humildes de la zona metropolitana. Por eso hoy visibilizaron el drama en la aristocrática avenida de Mayo, en pleno centro del poder.

Las dos Centrales de los Trabajadores Argentinos (CTA y CTA Autónoma), la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo y el Frente por Trabajo y Dignidad Milagro Sala, encabezaron hoy martes 11/9, la Jornada Nacional de Ollas Populares, para exigirle al Estado nacional una paritaria social, esto es un plan de asistencia y contención de la catástrofe económica que se sufre en los barrios humildes en los que tienen presencia las organizaciones sociales.

Las diversas organizaciones sociales y barriales que componen las centrales obreras, las cooperativas y las agrupaciones del Frente Milagro Sala, comenzaron a ocupar el ancho de la aristocrática Avenida de Mayo, desde las 11 de la mañana, con sus caballetes, tablones, ollas de aluminio, carne, verdura, arroz y fideos, aparte de las banderas que colgaron entre los árboles, ante la mirada ya acostumbrada de los oficinistas de la zona.

Fernando Gómez, del Frente Milagro Sala, en el acto de cierre, reconoció a la militancia de las organizaciones sociales: “La avenida de Mayo es un enorme comedor popular, que es lo que sucede en las barriadas todos los días, gracias a los compañeros y compañeras que se ponen al hombro la tarea de abrir y sostener los comedores escolares, para inventar un guiso, una merienda, porque en la casa de miles de familias no hay para comer. Ellos son los protagonistas de esta historia”.

Luego habló de la ministra de Seguridad. “Patricia Bullrich acusó a las organizaciones populares de organizar los saqueos” que se vienen sucediendo en distintos puntos del país. “Nada más lejos que eso”, dijo. Y apuntó: “Somos las organizaciones las que garantizamos la democracia en nuestro país, los que ponemos un plato de comida arriba de la mesa para los que no lo tienen, somos los que estamos en la calle para que haya un bolsón de alimento para los que lo necesitan, somos los que sostenemos el funcionamiento cotidiano de las cooperativas, para los que se quedaron sin trabajo”.

Y citó la última animalada de Macri, hace un par de días, en un video de campaña realizado en Mendoza. “El presidente dijo que si se pone loco, la podemos pasar mal todos nosotros. No es un loco, sino un cínico que acumula plata en divisa extranjera, y fuera del país. Es parte de los grupos económicos que asaltaron el Estado hace dos años y medio, para destrozarlo y para echar a sus laburantes. Qué vamos a hacer si la estamos pasando para la mierda en los barrios, si no hay trabajo. Que se ponga loco todo lo que quiera. Acá estamos las organizaciones populares, que vamos a profundizar este plan de lucha que lanzamos hace varios meses, y que vamos a estar en la calle todos los días que hagan falta, para desembocar en la jornada del 25 de septiembre, y ser también protagonistas del paro nacional, porque es la unidad de la clase trabajadora la que va a traer esperanza de volver a poner un gobierno popular en la Casa Rosada”.

En el momento que los y las oficinistas bajaban de los edificios para comprar comida en los negocios de la zona, o hacer un trámite, la militancia de las agrupaciones Movimiento Social de Lucha e Integración (MOSLI), el MTD Anibal Verón, la Tupac Amaru, la agrupación Patria Justa, Movimiento Villero, ATE Capital, Militancia Popular y la FETRAES, entre otros espacios, almorzaban sus guisos y sándwiches sobre el asfalto, mientras que cincuenta metros antes del ingreso a la Plaza de Mayo, los organizadores de la jornada de lucha, desde arriba del acoplado de camión, montaron una radio abierta, por la que desfilaban distintos dirigentes y referentes.

En el cierre del acto, Rodrigo Segovia, de la CTA Autónoma, contó que a las organizaciones populares de los barrios les está comenzando a faltar el pan y el trabajo. Por eso, “le reclamamos al gobierno una mesa en la que podamos sentarnos a discutir esto, en el marco de la paritaria social y popular. Y esto no se suplanta con asistencia social, y eso no sirve más que para salir de una emergencia”. También dijo que a Cambiemos se lo enfrenta con “la unidad de todas las luchas, o un plan de lucha conjunto, entre los trabajadores precarizados, los privados y los estatales, porque si nos despiden y hambrean por separado”.

El sol entibiaba el mediodía y las columnas de humo de algunos puestos de choripanes y bondiolas, viciaban el aire y le abrían el apetito a más de uno.

Laura, referente de la MTD Anibal Verón – Izquierda Latinoamericana, luego del acto le dijo a Kranear que “estamos ollas populares que hoy hacemos frente al centro de poder de la Nación, es poner en evidencia que esta es la única manera que tenemos para comer en los barrios. La situación está muy compleja. Uno de cada tres pibes, en los barrios, la única manera que tiene para garantizar un plato de comida, es a través de los comedores populares o los de las escuelas. Esto no lo podemos permitir, mientras los poderosos especulan con el dólar. Tienen que escucharnos. Por eso la paritaria social. Los salarios y subsidios no pueden ser un parche, sino un reconocimiento a nuestro rol, como trabajadores/as”.

Alejandro “Coco” Garfagnini, referente del Frente Milagro Sala, también luego del acto, nos dijo que la jornada había sido muy buena, y que “estamos muy contentos porque fue masiva”, aclaró que “no sé si será efectiva, porque con este gobierno tan insensible, y que no escucha a nadie”, pero puso de relieve que “nosotros las organizaciones populares, esto es lo que tenemos que hacer: estar movilizados en la calle, dando pelea”.

Ante la pregunta de cómo sigue el plan de lucha, Coco dijo que junto a las dos centrales obreras, “Vamos a profundizar el conflicto”. Y ante la consulta sobre la casi cerrada unificación de las centrales, afirmó: Es maravilloso, porque hay que generar espacios de unidad entre los que estamos peleando en la calle. Es una decisión madura e inteligente.

El reclamo de la paritaria social tiene como destinatario al Ministerio de Desarrollo Social, y a las secretarías de Salud, Vivienda y Trabajo, para que sienten a discutir con las organizaciones un plan de contingencia para hacerle frente a la falta de trabajo y hambre que está generando a diario el programa económico del mismo Gobierno nacional.

Kraneá tu comentario

Comentá primero

avatar
wpDiscuz