Los trabajadores de El Cruce volvieron a movilizarse en defensa del hospital

La comunidad del hospital de alta complejidad denunció que con la partida del presupuesto 2019 funcionarían hasta mediados de año. Aparte, advirtieron a sus salarios se los volvió a comer la inflación. “No nos vamos a quedar con los brazos cruzados”, dijo el secretario general de los trabajadores y trabajadoras.

Por Martín Celes

El jueves 14/11, a partir de las doce del mediodía, gran parte de los trabajadores/as del Hospital El Cruce “Dr Néstor Kirchner” de Florencia Varela se concentraron en la puerta principal del enorme edificio para reclamar un mayor presupuesto para el 2019, y garantizar así su funcionamiento, y el incremento de sus salarios, que hasta ahora solo recibieron una suma del 15%.

Los y las trabajadoras levantaban carteles escritos a mano con como “No es un capricho es una necesidad”, “No al 15%”, “La salud es un derecho, no un privilegio” y el ya clásico “No al ajuste”. Cuando los y las profesionales del nosocomio se sumaron a la protesta, la consigna emergió desde la boca del estómago: “U-ni-dad de los trabajadores, y al que no le gusta, se jode, se jode”. Luego todos juntos cortaron el tránsito de la Avenida Calchaquí.

El Hospital de alta complejidad El Cruce es uno de los cuatro mejores hospitales de Latinoamérica. Cuenta con nueve quirófanos que funcionan en doble turno, atiende a 80 mil pacientes por mes que viven y trabajan en distritos del sur bonaerense como Varela, Berazategui, Almirante Brown y Quilmes, y aparte concurren alrededor de 400 pacientes diarios a consultorios externos.

El Hospital está financiado en un 70% por el Estado nacional, y el 30% restante lo aporta el Estado provincial, y la comunidad de la salud del hospital denuncia que el Gobierno nacional tiene pautado avanzar para 2019 con la misma partida presupuestaria que en el 2018, sin contemplar los por lo menos 45 puntos de inflación que tendrá el 2018 dentro de un mes y medio, ni tampoco la que habrá el próximo año. Aparte, denunciaron que los insumos aumentaron un 200% y que están dolarizados.

La comunidad del hospital se volvió a movilizar en defensa del derecho al acceso a la salud pública, hoy amenazado por el ajuste de Cambiemos.

Conversamos con el secretario general del sindicato de personal del hospital, Jerónimo Chaparro. Nos contó que “en el hospital se resuelven patologías de alta complejidad, transplantes hepáticos, transplantes renales, cirugía cardiovascular, neurocirugía” y que “eso tiene toda una serie de insumos y medicamentos que hoy están dolarizados”. Denunció que “nos están proyectando una pauta presupuestaria que probablemente hoy se confirme en el Congreso y que todavía está en discusión en la provincia, que es muy similar a la de 2018”.

Una docena de horas después, tal como preveía Chaparro, la Alianza gobernante Cambiemos, con el apoyo de los senadores y senadoras del PJ y fuerzas provinciales, logró la sanción, en el Senado, del presupuesto diseñado por el FMI, en detrimento de la salud pública, entre otras áreas.

Chaparro dijo que “Esta situación genera un pavor terrible porque claramente uno hace regla de tres simple sobre lo que estamos utilizando este año, y lo que deberíamos utilizar en función de inflación, y claramente esos números no alcanzan ni a mitad de año”, y advirtió que “hoy la variable de ajuste son los trabajadores, imponen una pauta salarial del 15%, no hay recategorizaciones, no hay carrera hospitalaria, no hay estabilidad en el empleo publico, no se pasa a planta a los trabajadores contratados”.

El hospital de alta complejidad es un orgullo para la comunidad que allí trabaja.

La comunidad del hospital de alta complejidad ya se había movilizado el 28 de junio pasado, para evitar un recorte del 40% de su presupuesto. Se trató de una jornada de lucha histórica, que juntó a más de quince mil personas, muchos de ellos vecinos y vecinas de la zona. Ayer tuvieron que volver a movilizarse.

Chaparro sostuvo también que “un hospital no es un edificio lleno de aparatos y nada mas” y que “la calidad pestacional que brinda el hospital es gracias al compromiso de los 1500 médicos, enfermeros, instrumentadotes quirúrgicos, técnicos de anestesia y administrativos, y no cuidarlos es meterle una zancadilla al hospital para que deje de dar la calidad prestacional que hoy brinda; frente a eso nosotros no nos vamos a quedar con los brazos cruzados”.

Mayra Mendoza, diputada nacional Unidad Ciudadana y vecina de Quilmes, también dijo presente en la protesta. Nos dijo: “Lo que pasa hoy con El Cruce forma parte del gran recorte y ajuste que están haciendo en salud, educación, ciencia y tecnología, cultura, en todas las áreas sensibles, importantes, y lo único que se incrementa es el pago de intereses de deuda, tanto en la Nación como en la Provincia.

En junio la comunidad del hospital realizó un abrazo en defensa del funcionamiento del nosocomio.

En el cierre de la jornada de lucha, los y las trabajadoras dijeron que van a permanecer en estado de alerta, con el deseo de que las autoridades tomen nota del asunto, y si no, volverán convocarse en una asamblea para resolver cómo sigue el plan de lucha.

Kraneá tu comentario

Comentá primero

avatar
wpDiscuz