La Corriente Federal de los Trabajadores anunció un plan de lucha

El espacio sindical encabezó una conferencia de prensa para hacer pública una carta que le enviaron a la conducción de la CGT, en la que les exigen que pongan la central obrera a disposición de las demandas de las organizaciones sindicales, víctimas directas del ajuste y saqueo del Gobierno nacional. El secretario general de los gráficos, los anfitriones, fue el principal orador.

En la mítica sede de la Federación Gráfica Bonaerense se sigue escribiendo la historia grande del sindicalismo argentino. Cada vez que un proyecto neoliberal, en tiempos dictatoriales, o democráticos, azotó al movimiento obrero y a las mayorías del pueblo argentino, como así también los intereses nacionales, los trabajadores gráficos junto a diversas organizaciones sindicales, conformaron un espacio común de lucha y resistencia para enfrentar al gobierno de turno. Con Macri a cargo del poder público, no sería la excepción. Todo lo contrario.

El lunes 11 de febrero, en la Federación Gráfica, la Corriente Federal de los Trabajadores (CFT), un espacio sindical que forma parte de la CGT, encabezó una conferencia de prensa “para expresar públicamente el salvajismo con el que se está llevando adelante la política económica del Gobierno, que golpea a amplios sectores de la población”, explicó Héctor Amichetti, secretario general de los gráficos. “Y lo hacemos desde un conjunto de gremios que estamos viviendo conflictos muy graves”, advirtió. Y citó el caso de los docentes, los pilotos, los bancarios, los trabajadores de prensa y todos los trabajadores y trabajadores de la administración pública nacional, víctimas, al igual que las políticas públicas, del avance de Cambiemos.

Amichetti también denunció la precarización laboral que afecta a los gremios de la industria, a los que pertenecen la mayoría de las organizaciones de la CFT, representados por una veintena de dirigentes que encabezaban la conferencia de prensa. “Somos los más golpeados por los despidos, los cierres, los achiques de las empresas”, dijo el gráfico, y agregó “Las propias cámaras Pyme han dicho que en nuestro país están cerrando unas 25 pequeñas o medianas empresa por día”.

La CFT le elevó a la comisión directiva de la CGT un documento en el que se pone de relieve la gravedad de la situación que vive el país. “Nosotros entendemos que la metodología utilizada por la conducción de la CGT no solo no frenó la embestida oficial, sino que le dieron pie al Gobierno para tomar oxígeno y seguir avanzando”, apuntó el referente gráfico. “Le decimos a los compañeros de la CGT: deben convocar a las instancias en las que todas las organizaciones sindicales del movimiento obrero puedan expresar las problemáticas que están sufriendo, y desde allí, que pueda surgir una nueva estrategia que nos permita dar una batalla en conjunto, porque cada uno de estos conflictos tiene un origen común, que es la política económica y social que está llevando adelante el Gobierno”, agregó.

De la conferencia participaron representantes de una veintena de organizaciones sindicales.

Entre los puntos más destacados del texto, no solo está el problema de los despidos, sino también la inflación, que se come el poder adquisitivo de los y las trabajadoras, razón por la cual la mayoría de los gremios perdieron en sus paritarias en 2018, y lo volverán a hacer en 2019, un escenario que a su vez agrava la recesión económica y la capacidad de consumo de las mayorías, aparte de la destrucción del mercado interno, y nuevos despidos. También mencionaron los tarifazos en los servicios públicos, y dijeron que se torna que el Estado retome el control de la economía, para garantizar el derecho humano del acceso a los servicios. Por último, denunciaron el nuevo saqueo del sistema previsional.

“Todo esto pretendemos que sea discutido en la organización madre que es la CGT, porque se facilita mucho el camino si cumple el rol que le corresponde, como lo hizo en otros momentos de la historia en los que sufrimos el mismo plan económico que nos ataca en la actualidad”, dijo Amichetti. “La central obrera es más que un puñado de dirigentes, es la organización que debe representar al conjunto de los trabajadores”, destacó. Y cerró: “Necesitamos una central obrera que se ponga a la cabeza de esta lucha social, en la que se juega el destino de los trabajadores, del Pueblo y de la Patria”.

Los referentes de la CFT pusieron de relieve que a pesar de todas las críticas que la conducción de la CGT viene acumulando desde 2016, ellos no sacan los pies del plato, y realizan un nuevo llamado a la reflexión, por medio del documento y la conferencia de prensa. Si no logran una respuesta satisfactoria, buscarán opciones por otro lado. Anunciaron, también, la participación de la movilización de los movimientos sociales realizarán el miércoles 13 de febrero y también de una movilización multisectorial a las audiencias públicas relativas a un nuevo aumento de tarifas, el día 26 de febrero.

El encuentro se realizó en la casa de los gráficos, donde funcionó la mítica CGT de los Argentinos. En la primera fila, el abogado laboralista y ex diputado nacional, Héctor Recalde.

En la misma conferencia de prensa, Walter Correa, diputado nacional por Unidad Ciudadana, y secretario general del gremio de los curtidores, abordó la problemática de la indiscriminada apertura de las importaciones, y en especial la crisis que está sufriendo el sector de la pymes. Afirmó que en los últimos tres años se perdieron más de 120 mil puestos de trabajo industriales, y que para el 2019 se sumarán otros 40 mil. “Lo único que pretende este gobierno es un pre peronismo, sin industria nacional, y retrotraernos a un país agro exportador en el que ellos sigan siendo los patrones de estancia y nosotros los peones sin derechos”, sostuvo.

La CFT se lanzó en agosto de 2016, a los pocos meses de haber asumido Macri -inspirados en el sindicalismo combativo y de liberación que tuvo su máxima expresión con la CGT de los Argentinos, encabezada por el gráfico Raymundo Ongaro-, y a lo largo de los tres años de gobierno de Cambiemos, participaron de todas las movilizaciones que se realizaron en la calle en contra del Gobierno. En 2018, confluyeron junto al gremio de los Camioneros, las dos CTA y los movimientos sociales, en un espacio común, que también trazó su propia agenda de actividades y realizó un masivo acto sobre la 9 de Julio.

Algunas de las organizaciones sindicales que componen la CFT son el Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP), la Asociación Bancaria, la Asociación del Personal Superior de Empresas de Energía (APSEE), el Sindicato Argentino de Televisión (SATSAID), la Unión Obrera Molinera Argentina (UOMA), la Federación de Empleados de Farmacia (FENAEMFA), la Federación Gráfica Bonaerense (FGB), la Federación Argentina de Trabajadores de la Imprenta Diarios y Afines (FATIDA), la Federación Argentina de Trabajadores de la Industria del Cuero y Afines (FATICA), el Sindicato de Anses (SECASFPI), la Unión Obrera Ladrillera de la República Argentina (UOLRA), la Confederación de Educadores Argentinos (CEA), la Federación de Sindicatos de Trabajadores Judiciales (FE-SITRAJU), y la Unión de Trabajadores de Sociedades de Autores y Afines (UTSA), el Sindicato Petroleros de Córdoba (SINPECOR), la Asociación Pilotos Líneas Aéreas (APLA), la Federación de Docentes Universitarios (FEDUN), y la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (ATILRA).

La carta de la CFT a la comisión directiva de la CGT.

Kraneá tu comentario

Comentá primero

avatar
wpDiscuz