Amor y pasión en el homenaje Cien Evitas

Inspirados en el centenario del nacimiento de Evita, y con el objetivo de realizar un aporte desde la cultura a la derrota de Cambiemos en octubre, la colectiva Les Muchaches Peronitas organizó un bello y emotivo homenaje en el centro porteño, del que participaron decenas de Evitas de ayer y de hoy.

Texto: Mariano Quiroga. Fotos: @mari.dlima, @f.sebastianbarcia y @yan.ive

Desde las 14:30 en la esquina de Diagonal Sur y Perú las estilistas y peluqueros preparaban a las Evitas que, en algunos casos acercaban tímidas y en otros más decididas a llevar con orgullo el rodete en la cabeza. De fondo y en distintas versiones sonaba la marcha peronista en distintas versiones: desde el clásico de Hugo de Carril, hasta la cumbiera, que invitaba a bailar en la zona, mientras una Evita Clown despertaba las primeras risas y aplausos de la militancia y gente suelta que comenzaba a ganar la zona.

A un costado del gacebo de los peluqueros, una docena de “Abuelas Relatoras” regalaban un prendedor con la imagen de Eva y la flor de “Nomeolvides”. Varios fotógrafos y camarógrafas registraban el color y el movimiento de la esquina. “Cuando pasó la fusiladora y prohibió todo lo relacionado con el peronismo la gente comenzó a poner la foto de la flor y los hombres la usaban en la solapa del saco”, cuenta una de las señoras, arreglada para la ocasión, con una energía envidiable.

En plena resistencia al régimen de Aramburu y Rojas, cuando la proscripción del peronismo era combatida, entre otras armas, con el ingenio popular, nos trae al presente, ya que la la coalición gobernante Cambiemos intenta borrar todo lo que huela a kirchnerismo.

Pacha es una de las productoras del homenaje 100 Evitas y miembro de “Les Muchaches Peronistas”. Está contenta y orgullosa de lo que está sucediendo en la esquina de la legislatura porteña (en la que Eva tuvo una oficina de su fundación de asistencia social, y en la que fue velada cuando falleció, el 26 de julio de 1952). “La gente se va acercando, los y las trabajadoras de la zona están sorprendidas. Yo creo que Evita une”, dice ella, mientras una Evita trans le regala un folleto con frases de la líder de los descamisados a dos barrenderos que leen con atención el material, y luego se dejan sacar un par de fotos con una sonrisa de oreja a oreja y los dedos en V.

“Desde el palo de la cultura podemos dar la batalla, a veces no hace falta salir con una bandera partidaria”, apunta Pacha, mientras sigue repartiendo el material gráfica que tiene la impronta gráfica de la boleta con las que las mujeres votaron por primera vez en sus vidas, y el logo de Les Muchaches Peronistas.

Una vez peinadas, las Evitas caminan sin prisa hasta la Plaza de Mayo, donde los organizadores montaron una tarima, sobre el asfalto, y de espaldas a la Avenida de Mayo, para realizar allí varios números artísticos.

La apertura estuvo a cargo de la Evita Clown, quien primero realizó un monologo y luego ofició de presentadora de los números, que uno a uno le pusieron calidez y belleza al homenaje. Un tango a cargo de “Los Hermanos Butaca”, una pieza de danza del grupo “Mujer”, y un fragmento de la obra “Evita resucitada”, a cargo de la actriz Nara Carrera, quien tenía un parecido impresionante con Eva Duarte de Perón, no solo por su pollera y saco de color crema, de la época, sino también por el pelo recogido con rodete, y los rasgos de su cara.

Más tarde, la actriz nos reconocería, a un costado de la tarima, y rodeados de Evitas del ayer y del hoy, que “Yo lo único que hago es reinterpretar sus palabras” y que “no hay otra manera que no sea con pasión y amor”.

El cierre del homenaje en la Plaza de Mayo estuvo a cargo de cuatro actrices que pronunciaron, con la ferocidad y gestualidad de la Abanderada de los Humildes, fragmentos de algunos de sus más recordados discursos. Luego, las Evitas, la militancia y el público, realizaron una procesión por la Avenida de Mayo, hasta la calle Perú, mientras repartían los volantes con la palabra sagrada de Eva, para volver al punto del inicio: la esquina de la legislatura.

Fue allí donde los grupos Batucada Feminista, y PercUTE (del sindicato docente y porteño UTE) le pusieron un ritmo frenético a los tambores, para que las Evitas de todas las edades, organizaciones y barrios, cerraran el homenaje con la salida de las primeras estrellas, ya que como dijo Jauretche –quien escribió sobre la figura de Eva Perón-, nada grande se puede hacer con tristeza.

Les Muchaches Peronistas lo anunciaron muy clarito cuando realizaron la convocatoria: el homenaje tendría el objetivo de aportar, desde la cultura, a la derrota del neoliberalismo, expresado por Cambiemos, en las elecciones de octubre.

 

 

Kraneá tu comentario

Comentá primero

avatar
wpDiscuz