Una nueva marea verde para legalizar el aborto

La Campaña Nacional por el Aborto ingresó un nuevo expediente en el parlamento para volver a insistir con una iniciativa que más temprano que tarde deberá ser aprobado, en especial, por el empuje que llega desde la calle. Van algunas citas de los argumentos que se ofrecieron el año pasado, en un debate histórico.

Por Mariano Quiroga

En 2018 las puertas del Congreso se abrieron para escuchar exposiciones a favor y en contra del proyecto de legalización de la interrupción voluntario del embarazo, en base al proyecto que presentó la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Se trató de un momento histórico, por un lado por el ingreso del expediente al parlamento, pero también y en especial, por la masiva participación ciudadana, que fue tan abrumadora y contó con tanto empuje, que la cierta prensa la bautizó como una “Marea verde” o la “Revolución de las hijas”.

El debate se realizó en un plenario de las comisiones de Salud, Justicia y Asuntos Penales y Asuntos Constitucionales, y contó con decenas de intervenciones, en su mayoría, a favor de la iniciativa, y hoy, pocas horas después de que la misma Campaña Nacional presentase un nuevo proyecto para insistir con la legalización del aborto, nos parece pertinente y necesario citar algunas de las intervenciones que se realizaron hace un año atrás, y que tuvieron una enorme repercusión social.

Mariana Romero (Coordinadora del observatorio de salud sexual y reproductiva Argentina).
La exposición de la doctora arrancó de manera contundente. “En la Argentina es la primer causa individual de muerte materna “, dijo. Los datos son escalofriantes, el censo data del año 2016 y “dos de cada dieciséis mujeres fallecen”. Otra de las cifras refleja que “desde la democracia a la fecha fallecieron 3.030 mujeres por aborto en la Argentina”.

Mariana Romero explicó que muchas de las víctimas son mujeres jóvenes. Un dato que arrojó es que en el año 2013, último año donde se hizo un relevamiento, “49 mil mujeres ingresaron a hospitales públicos como consecuencia de un aborto clandestino, la mitad tenía 25 años muchas quedaron con enfermedades crónicas y se desconoce cuántas fueron internadas sin especificar”.

Para el final, la coordinadora dejó una frase que suena a sentencia: “La anticoncepción y el aborto son siempre menos costosos que los tratamientos y más cuando contamos con tecnología disponible”.

El debate fue histórico por su relevancia y masividad.

Dora Barrancos (Directora del CONICET)
La referente del feminismo le puso un tono histórico al tema de la práctica del aborto en nuestro país. “Argentina es un país pionero con Uruguay en América Latina del fenómeno llamado transición demográfica. Este país prometía muchas cosas y nuestras mujeres tuvieron decisión de bajar la natalidad”, sostuvo.

Barrancos se preguntó “cómo lo hicieron”, y se responde que “el método utilizado en todas las provincias como método anticonceptivo es el coito interruptus, responsable de una gran cantidad de embarazos” concluye.

La cifra que aportó la exposición de Dora es que esta decisión demográfica llevo de 4 o 5 nacimientos por familia, a 2 a mediados de la década del 50. Para finalizar deja un mensaje que interpela a los hombres. “Luego vinieron otras técnicas como el preservativo, que no es lo más estimado por los varones” y concluye que “el Estado le debe a las mujeres la plenitud del goce, equivalente al que tienen los hombres”.

Nelly Minyerski (parte de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito).

Minyerski puso el foco en este debate sobre los miedos que se despiertan sobre algunos sectores cuando se habla de ampliación de derechos. “Escucho cuestiones que se debatieron en el siglo veinte, casi diecinueve; tratar de ampliar derechos genera temores”, dijo la jurista y recuerda debates como la Ley de Divorcio o la Responsabilidad Parental Conjunta.

Sobre esas leyes Nelly sostuvo que siempre apareció el rol de la mujer en el trasfondo de estas discusiones y que también surge el terrorismo de que algo malo le va a pasar a la sociedad. Sobre este punto la referente dice que ninguna ampliación de derechos es mala porque no obliga a nadie a cambiar.

“Yo no le impongo a la persona que no quiere que se apruebe esta ley de que cambie su futuro, una persona que cree en las dos vidas siembra destino. Para los que creemos en la maternidad no es algo banal, nos cambia el futuro a las mujeres cuando parimos”, apuntó.

Gaston Chillier (Director ejecutivo del CELS)

Chillier constituyó su exposición con el objetivo de rebatir los mitos fabricados por las personas que se oponen a la legalización del aborto en Argentina, y sus argumentos se sostuvieron en los dictámenes internacionales que sostienen que “el derecho a la vida no es absoluto, sino gradual”.

Esto es una clara respuesta para los portadores del pañuelo celeste, al decir que se deben respetar los derechos del feto. Sobre este punto Gastón sostuvo que “hay grupos que le atribuyen dones metafísicos a los embriones asociados a creencias que imponen a personas que no las comparten”.

Por último, el director ejecutivo del CELS dijo que “no es procedente consagrarle el estatus de persona al embrión ya que no tiene la capacidad autónoma de desarrollarse como individuo. Hay que defender a la mujer embarazada, dado que la defensa del no nacido se da a través de la protección a la mujer”.

Ahora resta ver qué consensos se generan en el parlamento para que el nuevo expediente gire a las comisiones, reciba dictamen favorable y se trata en las cámaras alta y baja, en el marco de una elección presidencial trascendental.

Kraneá tu comentario

Comentá primero

avatar
wpDiscuz