“Tenemos que salir a buscar a todos los que faltan, no podemos relajarnos”

Facundo Roma, comunero por Unidad Ciudadana en Lugano, Soldati y Riachuelo, al sur de la Ciudad de Buenos Aires, celebra la victoria del Frente de Todos en los barrios populares de la comuna, ofrece su análisis de los resultados, y llama a seguir trabajando de cara a octubre, con un ojo puesto en la posibilidad de ganarle también a la Larreta.

Por Kranear

Facundo Roma tiene 33 años y dos hijos varones junto a su compañera, a quien conoció en la facultad de Ciencias Sociales de la UBA. Ambos son sociólogos. Milita en La Cámpora desde su fundación en 2007, siempre en la comuna 8. Ahí creció junto a su familia.

Roma accedió a su primer cargo ejecutivo en 2011, a partir de la creación de las juntas comunales, un órgano de gobierno local, estipulado por la Ley 1.777 de Comunas. De esa manera, se convirtió en uno de los tres comuneros del Frente para la Victoria, de un total de siete que confirma la junta. Luego vendría un segundo mandato, a partir de finales de 2015, que concluye este año, y que compartió ya no con otros dos compañeros, sino con una. Aparte, desde 2014, es el secretario general del Partido Justicialista en la Comuna.

Por estas horas, luego del notable triunfo del Frente de Todos a nivel nacional, en la provincia de Buenos Aires y en especial en el sur de la Ciudad de Buenos Aires, Roma camina unos centímetros por arriba del piso con una mezcla de euforia y expectativa, como el resto de la militancia del campo nacional y popular que le hizo frente a las políticas de hambre y persecución de Cambiemos con prepotencia de trabajo y organización.

“Cerca de las 7 y media de la tarde, durante el escrutinio, nos llamó con una emoción desbordada, y nos dijo que los números nos estaban dando por arriba de los 15 puntos, que era histórico. Estábamos en la básica y empezamos a cantar y a abrazarnos”, cuentan sus compañeros. Facundo venía confiado hacía años con que la victoria en el Sur de la Ciudad era viable. En uno de los primeros actos que se realizaron en la comuna de cara a la campaña, desde el escenario contó que tenía un sueño: amanecer el lunes posterior a las elecciones, abrir los diarios, y que el sur porteño apareciera pintado de azul.

Pero se sabe: el tránsito hacia las elecciones generales de octubre, y el muy probable cambio de gobierno, será muy complejo, teniendo en cuenta el nivel de irresponsabilidad y ferocidad de los funcionarios y dirigencia de Cambiemos, en especial, en relación a la situación económica.

Junto a Cristina y el ahora muy probable senador Mariano Recalde, en la villa 20, en 2015.

En ese contexto logramos sentarnos un rato junto a Facundo para conversar sobre una aspiración colectiva que comenzó a construirse hace más de una década.

¿Qué análisis hacés de los resultados de las PASO en la Comuna 8?

Estamos muy contentos. Hace muchos años venimos trabajando en esta zona de la Ciudad, donde más sufrimos las desigualdades. A lo largo de los años intentamos visibilizar distintas demandas, organizar a la población para hacerle frente a problemáticas como el evidente déficit estatal en materia de educación, salud y vivienda, por decirte algunas. Entonces ver este acompañamiento masivo a nuestra fuerza política es un reconocimiento a la militancia que deja todo, y más.

Por otra parte, pongo de relieve que la constitución del Frente de Todos produjo en la comuna la incorporación de muchas organizaciones sociales, sindicales y políticas, lo que nos llevó a tener una masa y un activo militante mucho más fuerte del que teníamos, con el que pudimos llegar a muchos más vecinos y vecinas de los distintos barrios de la comuna.

Por último, creo que la situación económica, las mentiras permanentes y la insensibilidad manifiesta por parte tanto de Macri como de Larreta, primaron frente a cualquier otra situación de la gestión local. En esta comuna, y en el sur de la Ciudad, se sufren los mayores índices de desempleo, de falta de vacantes, de malas condiciones de acceso al sistema de salud, el hacinamiento habitacional. Acá es donde hay mayor cantidad de jubilados y jubiladas que cobran la mínima, que accedieron a través de la moratoria y hoy sienten el impacto del aumento del precio de los alimentos, de la falta de cobertura del PAMI con medicamentos, entre otras desigualdades históricas”.

 

Roma milita en la comuna desde hace más de diez años.

Al parecer, a Cambiemos no le alcanzó gastar fortunas en publicidad de iniciativas como la construcción del Barrio Olímpico de Villa Soldati.

Tal cual. Por más que hicieron el Barrio Olímpico, o hayan avanzado con la urbanización en la Villa 20 con el barrio Papa Francisco, o la demolición del Elefante Blanco y la mudanza del Ministerio de Desarrollo Humano en la Ciudad Oculta, si la gente no tiene laburo, si cada vez que llueve se inunda, si la gente tiene que dejar un cuarto de su sueldo para viajar en colectivo, o tiene que endeudarse para pagar la luz, el gas y el agua, esas obras no alcanzan para ganar la elección. En los barrios la gente sigue caminando con cloacas desbordadas, con cortes de luz cada dos por tres, y otros padecimientos.

El barrio Olímpico iba a ser la “Estrella de la campaña de Cambiemos”, y no solo que con los créditos UVA la gente está padeciendo lo que debía ser un momento inolvidable como acceder a tu primera casa, sino que la infraestructura del barrio ya se está viniendo abajo antes de ser habitada por los vecinos y vecinas, porque fue construida con el objetivo que empresarios amigos de Macri y Larreta se llenen los bolsillos”.

Como comunero, Roma supo construir una muy buena relación y reconocimiento de parte de los vecinos y vecinas de la comuna. Acá lo interpela al jefe de Gobierno, Larreta.

No solo se ganó en la 8 sino en toda la zona sur de la Ciudad. Son resultados inéditos.

Sin dudas. Ganamos en las comunas 4, 8, y 9, y también en barrios como Boedo, San Telmo, Constitución y San Cristóbal. Creo que hay un claro corte de Rivadavia para abajo y otro de Rivadavia para arriba, y está claro, al mirar el mapa, que todos esos barrios que componen el sur marcaron un comportamiento homogéneo.

Otros asunto que queda de manifiesto es que mientras hubo un gobierno nacional que en la macro generaba un escenario de protección de los más vulnerables, con herramientas para sostener el empleo, mejorarle la calidad de vida a la población, el gobierno de la Ciudad podía ocultar sus errores, o ponerlos en discusión con el gobierno nacional en un tira y afloje absurdo. Hoy que no tienen a quien echarle la culpa, está claro que la Ciudad más rica del país no tuvo la decisión de amortiguar el impacto de las políticas económicas nacionales y dejó a su población librada a la buena de Dios”.


Desde que el PRO gobierna la Ciudad, al peronismo o campo nacional se le hizo muy difícil ganar la comuna. Solo había triunfado en las generales de 2011, para la categoría Presidente, con Cristina Kirchner en la boleta, que al poco tiempo asumiría su segundo mandato de gobierno. Y en las PASO de 2013 se ganó en la categoría Diputados Nacionales.

Los resultados del domingo 11/8 hicieron historia. Si se mantienen los resultados, el peronismo gobernará la comuna de la mano de cuatro comuneros/as.

Toda la zona sur de la Ciudad ahora es azul del Frente de Todos.

Fueron unos 100 mil vecinos y vecinas los que votaron en la comuna 8. El Frente de Todos, si se promedian las seis categorías en juego, logró cosechar más de 50 mil votos, y Juntos por el Cambio, algo más de 30 mil. Tercero cómodo salió Consenso Federal, el sello electoral del ex ministro de Economía del gobierno de Néstor Kirchner, Roberto Lavagna, con algo más de 7 mil boletas. Blancos: 2.500. Nulos: Algo más de 300 votos.

La comuna está dividida en cuatro secciones electorales. Tres corresponden a los barrios de Villa Lugano y Villa Soldati, y el cuarto, al tercer barrio de la comuna: Villa Riachuelo (adyacente a la Avenida General Paz). Los números son elocuentes. El Frente de Todos duplicó los votos del oficialismo en las primeras tres secciones (allí están las villas 15, 20, Inta, Fátima, Piletones y Carrillo, aparte de barrios populares de tiras de departamentos y monobloques como Lugano I y II, Piedrabuena y Copello), y perdió por un puñado de votos en la cuarta, en Villa Riachuelo, la zona más acomodada de la comuna.

El hombre de la izquierda de Roma es el muy probable nuevo titular de la junta comunal, el militante peronista Miguel Ángel “Mope” Eviner.

¿Crees que con estos números se abre la posibilidad de que el Frente de Todos le arrebate la Ciudad a Larreta?

Creo que es ahora, sí. Tenemos que consolidar y ampliar los resultados en el sur, para ganar 4 o 5 comunas. Si se mantienen estos resultados en octubre, modificamos el mapa político de CABA rompiendo una hegemonía de ocho años en la presidencia de las Juntas Comunales por parte del PRO. Y desde ese empuje, no tengo dudas que podemos forzar el ballotaje, y ahí creo que Matias Lammens es un candidato excelente para mostrar que se puede gobernar de otra manera nuestra Ciudad.

Durante tus dos mandatos en la junta, tu rol fue más que nada político, y ahora se abre la posibilidad de que el Frente de Todos la conduzca y gobierne. ¿Qué perspectiva abre ese escenario?

Durante mi primer mandato, entre 2011 y 2015, nos pudimos apoyar en el Estado nacional para resolver algunas necesidades de la población, pero a partir del 2015 tuvimos todas las puertas cerradas. En ese sentido mi rol fue el de intentar representar a la sociedad con sus problemas, ayudar a organizarse en torno a los mismos, visibilizarlos. Vehiculizarlos en la Legislatura, en el Gobierno de la Ciudad, o bien en el Poder Judicial.

Hoy se abre una perspectiva que nos permite pensar en gestionar la Comuna, en decidir a dónde van los recursos del Estado de la ciudad, en establecer prioridades para mejorar olvidos históricos. Pienso que a Soldati y a algunas zonas de Lugano, podemos levantarlas muchísimo.

¿Cómo sigue la campaña de cara a las generales de octubre?

Creo que tenemos que organizar la fuerza política en el sur de la Ciudad para hacer un despliegue enorme de cara a las elecciones de octubre, no relajarnos y salir a buscar a todos los que faltan, los que dudan, los que creen que el sur siempre va a seguir siendo desigual e injusto, y mostrarles que con otro Jefe de Gobierno, con comuneros y comuneras que tengan vocación de servicio ellos y sus familias, con un presidente como Alberto y un gobernador como Axel, podemos afrontar definitivamente la solución de nuestras problemáticas. Tenemos una oportunidad histórica para pensar el AMBA en serio, y pensar soluciones que conviertan al sur injusto de la Ciudad en un centro pujante del AMBA. Es ahora, lo podemos hacer, estamos preparados.

En mayo de 2019, en el marco de una charla en una unidad básica de Villa Soldati del Peronismo Militante, Facundo advirtió frente a la militancia sobre la posibilidad de ganar la comuna.

Kraneá tu comentario

Comentá primero

avatar
wpDiscuz