“El peronismo permite ser lo que seas mientras seas peronista”

Unos días antes de las elecciones, el artista plástico Daniel Santoro conversó con el joven conductor Pedro Rosemblat, en el programa que conduce en El Destape Radio, sobre la más grande de sus obsesiones: el peronismo. Van algunas de sus definiciones.

Por Mariano Quiroga

En el programa “Patrulla Perdida” que se emite de lunes a viernes, entre las 13 y las 15 por horas por El Destape, a cargo de Pedro Rosemblat, fue entrevistado el artista plástico Daniel Santoro, reconocido en el mundo por resaltar a través de su obra la iconografía peronista. Sobrevolar la charla sirve para seguir intentando comprender al movimiento que desde el 17 de octubre de 1945 despierta amores y odios con la misma intensidad, aunque el mismo artista reconozca que “el peronismo en un punto es inexplicable”.

Daniel Santoro nació en el año 1954. Un año después, el gobierno de Perón era destituido por medio un golpe de Estado. Vale mencionar que el artista plástico que mejor conoce todo el simbolismo peronista y que lo supo retratar en tres libros, no vivió los orígenes del movimiento pero sí supo meterse de lleno desde los 70, en los albores de la juventud maravillosa que logró, junto a otros sectores, que el líder volviera al país después de 18 años de exilio.

Las obras de Santoro tienen tanta difusión que llegaron a presentarse hasta en Medio Oriente. Sin embargo, a la hora de hablar del peronismo, el artista arriesga su prestigio y se mete en un terreno lleno de puntos ciegos. “Cuando te pones a teorizar sobre el peronismo siempre queda un agujero, un lugar donde las palabras sobran, donde no resulta satisfactoria ninguna de las definiciones”, dijo en el programa de radio. Es cuestión de ver que todos los años hay por lo menos un libro nuevo en vidriera que tiene como temática al movimiento fundado por Juan Domingo Perón. Por derecha, el centro, o por izquierda, se intenta teorizar sobre el movimiento que marcó un antes y un después en la historia Argentina.

Otro de los puntos que mencionó Santoro al hablar del peronismo fue la antítesis que se desprende del mismo movimiento: “El peronismo y el antiperonismo son lo mismo, no se puede definir el peronismo sin el antiperonismo, ya que son como una moneda de dos caras”. En relación a este punto que define al denominado gorilaje, no se puede dejar de pensar que el alimento de su odio siempre fue todo lo relacionado a Perón, y que nunca hubo una propuesta alternativa, sino únicamente oponerse a todo lo que tuviera que ver con el peronismo.

“Pichetto es el más antiperonista de los peronistas, el cruce de apenas unos milímetros puede convertirte en el más antiperonista. No hay una diferencia tan sustancial y por eso un peronista puede ser antiperonista”, argumentó Santoro al mencionar al ahora ex candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio

Otro de los puntos analizados durante el programa por el joven y lúcido conductor de El Destape, fue de qué manera se lo nombra a Perón. Cada peronista de derecha a izquierda tiene su manera de mencionarlo, y en esa manera está la clave para dilucidar de qué lado de la grieta se encuentra. Santoro dice que el más usado por los peronistas es el famoso “General Perón”, pero hay otras alternativas: “Decir Juan Perón genera distancia, ahora si decís peroncho no estás muy involucrado, te ubicas en el borde, suena a muy derechoso; Teniente Juan Domingo Perón, por otro lado, detenta un goce excesivo”, señaló Santoro, y agregó que “a Perón siempre le gustó el sentirse vinculado al ejército”, y recuerda que el tres veces presidente de la Nación fue enterrado con sus uniformes y medallas”.

“Cuando a un peronista de izquierda le mencionas la palabra Teniente General, le aparece la imagen de López Rega, en cambio cuando al de derecha le decís la palabra peroncho, se imagina a un montonero”, reforzó.

Santoro también hizo mención a aquellos que se dieron cuenta tarde que eran peronistas: “Los que se proclaman peronistas tardíamente, siguen siendo lo que eran antes de su ingreso al movimiento. Es que el peronismo no implica ningún sacrificio, aunque eso sí: hubo peronismo sacrificial tanto de izquierda como de derecha”.

Para el final Daniel Santoro mencionó el hecho histórico de que el peronismo llegó unido a las elecciones generales de octubre. “El peronismo permite ser lo que seas mientras seas peronista”, advirtió, y alejó los fantasmas de ruptura del Frente de Todos, teniendo en cuenta “lo heterogéneo del bloque que se formó para vencer a gobierno”.

“Hay una pulsión revolucionaria de apoyar a los Fernández por izquierda, esto es así porque en nosotros vive la acción de la misericordia”, fue otras a las definiciones que compartió Santoro frente a Rosemblat y su equipo, solo unas horas antes de las elecciones que marcarían el final de la experiencia neoliberal de Cambiemos.

Kraneá tu comentario

Comentá primero

avatar
wpDiscuz