En este día y cada día

Los medios hegemónicos simplificaron la cita que realizó el líder de La Cámpora con la línea “Máximo Kirchner juró con una frase de Los Redondos”, pero en la expresión elegida para jurar se condensa mucho más que el reconocimiento a la banda que lideró el Indio Solari. Se trata de una declaración de principios de una generación que nació con las conquistas de Néstor y Cristina y que sobrevivió, con la frente en alto, a la Catástrofe Cambiemos.

Por Mariano Abrevaya Dios

La frase que eligió Máximo Kirchner para jurar en la asunción de su segundo mandato como diputado nacional, tiene un rasgo generacional notable, imposible de dimensionar si uno se queda con la línea que publicaron los portales de los noticias: “MK juró con una frase de Los Redondos”.

La frase de Máximo es sin dudas una declaración de amor a favor de una banda icónica de la cultura nacional, pero también, y en especial, es un reconocimiento a la vocación militante de miles de jóvenes que abrazaron la política a partir de las conquistas logradas durante los gobiernos de sus padres, y que ahora, luego de sobrevivir con la frente en alto a la Catástrofe Cambiemos, vuelven a ser blanco de los vómitos de los comunicadores de los sectores de privilegio.

“En este día y cada día” habla de una decisión crucial en la vida de la mayor parte de los y las militantes de las organizaciones del campo nacional y popular. Y esto se traduce en ponerle el cuerpo a la práctica política y la participación en los barrios, los secundarios, las universidades, los lugares de trabajo, los organismos del Estado, los espacios legislativos, siempre con el noble y sentido objetivo de construir un país en el que las mayorías tengan oportunidad de realizar sus sueños personales y colectivos.

La frase de Máximo apela al esfuerzo y la entrega de los miles de pibes y pibas, y más grandes también, que aportan dinero de sus bolsillos para pagar el alquiler de la unidad básica, y sostienen las clases de apoyo escolar, las asesorías jurídicas, las compras comunitarias y también las charlas sobre la coyuntura del país, la Patria Grande y el mundo por medio de distintos referentes de la vida nacional, entre otras actividades sociales, culturales y educativas.

La frase de Máximo representa a esos mismos pibes y pibas que en todo el país le pusieron el cuerpo al ajuste del gobierno de Macri, por medio de la apertura de comedores y merenderos, la entrega de ropa y mercadería para los más necesitados, los que nutrieron las esquinas de los barrios junto a vecinos y vecinas suelas en contra los tarifazos, los que realizaron volanteadas, los que militaron la campaña electoral junto a otros actores con los que hace no tanto tiempo atrás se había roto la relación; son también los que sostuvieron en alto su espíritu festivo y realizaron peñas, festivales y encabezaron inauguraciones de nuevas básicas propias o de organizaciones amigas.

La frase de Máximo hace referencia a los miles de pibes y pibas que se movilizaron en las calles en contra del saqueo planificado y la represión también planificada de Macri, Bullrich y Carrió, junto al movimiento obrero y las organizaciones sociales, como así también intervino fuerte en el fortalecimiento del movimiento de mujeres y el acompañamiento de la resistencia que opusieron los adultos mayores, víctimas predilectas del neoliberalismo. Son también los que no tuvieron, a través de sus cargos institucionales, ni una sola concesión en el Congreso de la Nación y el resto de los palacios legislativos del país. Los que no bajaron ni una sola bandera.

La frase de Máximo remite a toda la militancia que en ningún momento o circunstancia de la aciaga era Cambiemos, dejó de reconocer a Cristina como la conducción estratégica del movimiento nacional. Son los que la cuidaron durante todo este tiempo de persecución política, mediática y judicial.

La frase de Máximo representa a los miles de pibes y pibas que a pesar de las dificultades económicas, personales y colectivas, no sacaron el pie del plato y s su siguieron militando cuando todo se puso cuesta arriba. Esto requiere de una profunda sensibilidad en lo social, y también templanza, voluntad y el cuero de la piel bien grueso para bancarse disputas, pero también alguna que otra operación de parte de algún o alguna malaleche, que también pululan en el mundillo de la política.

La frase de Máximo, por último, pone el acento en el que hecho de que la mayor parte de la militancia de las organizaciones populares sabe –y aspira- a acceder a una responsabilidad dentro de la organización, y también en la esfera de lo público. Se trabaja para eso. Se milita para eso. En la mayoría de los casos, sin perder de vista que la prioridad siempre será el bienestar común y los intereses de la Nación. Algunos tienen más aptitudes que otros. Las ambiciones también difieren. Y un día ese norte personal y también colectivo se convierte en realidad. Así es que varios hombres y mujeres asumieron responsabilidades en las últimas horas, en distintas casas legislativas. También se están por hacer cargo de intendecias y varios cargos clave en el Estado nacional, junto a Alberto y Cristina. Entonces hay que pensar la frase con la que se va a jurar. La mayoría mencionó a Néstor Kirchner. Otros tanto a los 30 mil. Algunos a Perón y a Eva. Máximo evocó a la militancia.

Kraneá tu comentario

Comentá primero

avatar
wpDiscuz