Evo, Víctor Hugo y Maradona

Por motivos diferentes las tres figuras marcaron a fuego la jornada del primer día hábil de la última semana del año, por medio de gestos y palabras que profundizaron el clima de emoción colectiva que se vive en las calles y en las redes sociales desde el 10/12.

Transcurren horas y días de profunda emoción, luego de la asunción del gobierno popular de Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Solo unas horas después de la fiesta en la Plaza, ni bien asomó el sol y mientras los barrenderos todavía limpiaban la zona del centro de la Ciudad, comenzaron a hacerse públicas las primeras iniciativas y gestos de un gobierno que llegó para recuperar los derechos, la autoestima y la alegría de las mayorías.

Con ese marco, hoy lunes 26/12 se sucedieron tres hechos de gran resonancia política que alimentan aún más la emoción colectiva que por estas horas embriaga a millones de compatriotas.

Maradona ingresó a la Casa Rosada cerca del mediodía, con unas bermudas, camisa, saco y zapatillas tipo botita. Afuera ya se había juntado gente para saludarlo. Un ratito después ya circulaba un video del sentido y largo abrazo con Alberto Fernández, y dos fotos con el jefe de Estado, en el despacho presidencial. Una mano a mano, con el escritorio del presidente de por medio, con media docena de remeras de futbol sobre el vidrio, y otra en la sala de estar, del mismo despacho, ahora con varios ministros invitados, entre ellos Martín Guzmán, a cargo de Hacienda, (e hincha de Gimnasia) y el jefe de Gabinete Santiago Cafiero.

Sería un rato después que el astro del futbol mundial saldría al balcón de la Casa Rosada, solo, sin Alberto, para evitar editoriales innecesarios y malaleche, y frente a unas doscientas personas que se juntaron en la plaza, hizo la V, cantó las consignas que llegaban desde abajo y fustigó a Macri.

La únicas otra dos veces que Diego Maradona había estado en el balcón (el de al lado, en realidad, en el centro de la casa de Gobierno), fue cuando la selección nacional de fútbol celebró la consagración en la Copa del Mundo, en el invierno de 1986, y el segundo puesto del mismo certamen, cuatro años después.

Evo armó un revuelo en la marcha de las Madres.

Un rato después, la Asociación Madres de Plaza de Mayo realizó su marcha 2.176 con Evo Morales, refugiado en la Argentina, como invitado. La convocatoria circuló por redes sociales desde la noche anterior, y un rato antes del inicio del acto –se trata de una vuelta simbólica a la Pirámide y un discurso alusivo a la realidad nacional de parte de las Madres debajo de un gacebo montado a un costado- ya había mucha más gente que la que suele asistir todos los jueves a la plaza. Mucha prensa se acercó con sus trípodes, productores y cámaras. Cuando llegó Evo todo fue desorganización, nervios y empujones. El acto fue corto. Él agradeció el afecto y la solidaridad de nuestro pueblo y las Madres, y también el apoyo de la colectividad boliviana, que asistió en buen número, con sus wipalas y gritos de que Evo no estaba solo. Hebe denunció que Estados Unidos está detrás del golpe de Estado en Bolivia y de los intentos por derrocar a Maduro, y llamó a defender las democracias sudamericanas.

Luego del desborde, los manifestantes se esparcieron por la plaza, en la que ya se habían se habían instalado tres puestos de choripán y hamburguesas, aparte de pan dulce, banderas, remeras y pines. El nutrido grupo de bolivianos dio una vuelta a la plaza y terminó frente al balcón en el que había estado Maradona, un rato antes, para agradecerle al gobierno argentino por su apoyo a Evo Morales y el gobierno derrocado del MAS.

El paso de Evo por la ronda de las Madres se enmarca en la serie de actividades que viene realizando en la Ciudad de Buenos Aires, con el objetivo de reagrupar a su fuerza y participar en las elecciones que convocaría el gobierno de facto comandando por la senadora Jeanine Áñez. En los últimos días dio algunas entrevistas para medios de prensa de nuestro país, participó de un par de eventos sociales y se mostró jugando al fútbol en una canchita del barrio de Colegiales. El 24 de diciembre difundió un video en el que aseguró que “seguiremos adelante por los más humildes”.

El hacedor del relato de gol más conmovedor de la historia –muy probablemente porque se trató del gol más impresionante de la historia de los mundiales- hoy cumple años. Setenta y dos. Fue por eso que Víctor Hugo Morales recibió muestras de afecto durante todo el día en las redes sociales y en especial por medio de los canales de comunicación con los programas de radio y televisión que conduce a diario en la AM750 y C5N.

Uriguayo de nacimiento, argentino por elección, defensor de las causas justas,

¿Cuántos periodistas de nuestro país tienen la misma suerte?

Se trata de un hombre de un honor intachable, que desde el día que Néstor Kirchner, siendo presidente, lo contactó para darle su versión de los hechos de una nota periodística que horadaban su imagen de hombre austero y comprometido con el dolor ajeno –la compra de dólares para uso personal-, asumió un apoyo público para un gobierno que hasta el final de su gestón de gobierno enfrentó al poder real, entre los que se encontraban sus acérrimos enemigos: el Grupo Clarín. Durante el gobierno de Cambiemos, utilizó todos sus recursos para que la mayor parte de la sociedad comprendiese que estábamos ante una banda de ladrones y mafiosos, sin perder la objetividad ni la responsabilidad de saberse frente a un micrófono y una audiencia masiva.

Cuando lo echaron de Radio Continental, a comienzos de la era Cambiemos, o cuando tuvo que ir a una mediación con Héctor Magnetto, en 2013, fue acompañado por miles de personas a los que no les alcanzará la vida para agradecerle su aporte y compromiso con un país más justo y para todos.

Se trata sin dudas de un  hombre del pueblo, como Evo y como Maradona. Entre los tres, quince día después de la fiesta popular por la asunción del nuevo gobierno, y a cinco del cierre del año, marcaron el pulso de una nueva jornada de alta carga emotiva.

Kraneá tu comentario

Comentá primero

avatar
wpDiscuz