Cristina visitó las obras de la represa Néstor Kirchner

La vicepresidenta de la Nación encabezó una recorrida por el complejo hidroeléctrico junto a ejecutivos, funcionarios y legisladores nacionales. Más de 600 mil argentinos y argentinas se beneficiarán con la obra que aparte de fortalecer la relación estratégica con China, le da trabajo a más de 2 mil compatriotas.

Junto a la gobernadora santacruceña Alicia Kirchner; el vicepresidente de Electro-Ingeniería, Gerardo Ferreyra y Yuan Zhixiong, miembro del Comité Ejecutivo de la UTE “Represas Patagonia” por la empresa Gezhouba Group Corporation, Cristina Fernández de Kirchner se interiorizó sobre el estado general de la construcción del Complejo Hidroeléctrico compuesto por las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic.

Acompañada también por el intendente de El Calafate Javier Belloni y sus pares de Puerto Santa Cruz, Néstor González y de Piedra Buena, Federico Bodlovic, la vicepresidenta recorrió las obras de este megaproyecto hidroeléctrico patagónico que actualmente configura la obra de infraestructura en construcción más importante del país.

Cristina Fernández de Kirchner insistió esta tarde en volver a nombrar a las represas como lo había hecho durante su gestión, antes de 2015: Néstor Kirchner y Jorge Cepernic. El gobierno de Mauricio Macri, luego su infructuoso intento de paralizar la obra y hacer mella en la conformación de la UTE, decidió antes de volver a impulsar las obras retomar a sus nombres originales: Condor Cliff y La Barrancosa. Sin la formalidad de dar marcha atrás con el decreto 882 de 2017 con el que Mauricio Macri le sacó los nombres Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, en el equipo de la presidenta del Senado de la Nación sostienen en llamarlas con los nombres de los ex gobernadores de la provincia de Santa Cruz. Uno de ellos ex presidente de la Nación.

Considerada la obra de generación hidroeléctrica más grande del país de carácter puramente nacional, ya en funcionamiento las represas Kirchner-Cepernic aumentarán en un 15% la generación hidroeléctrica del país (energía renovable no contaminante) permitiendo el abastecimiento de energía a más de 600.000 hogares argentinos.

Seiscientos mil argentinos y argentinas se beneficiarán con esta obra.

Asimismo, permitirán la sustitución de un porcentaje de las importaciones de combustibles derivados del petróleo, actualmente utilizados para la generación de energía, posibilitando el ahorro de divisas y una reducción de la emisión de gases de efecto invernadero.

Al mismo tiempo, la construcción de las represas posibilitará el desarrollo de futuros proyectos de generación de energía renovables intermitentes (eólica y solar) al proveer de estabilidad y seguridad al sistema.

Por otra parte, además de fortalecer el trabajo conjunto y la asociación estratégica integral con la República China, la edificación del complejo hidroeléctrico patagónico permite la generación de trabajo argentino. En la actualidad brinda empleo directo a 2.205 personas -167 trabajadores de nacionalidad china y 2.038 de nacionalidad argentina-, sin embargo, cuando se alcance la máxima capacidad de trabajo, brindará empleo a aproximadamente a 6.000 personas en forma directa y 10.000 en forma indirecta. De esta manera, la economía regional se ve dinamizada por generación de empleo, compra de materiales, equipos, productos y la contratación de distintos servicios.

De la recorrida los senadores nacionales Oscar Parrilli y Carlos Caserío, y el diputado nacional Eduardo Valdéz.

Por último, cabe recordar que el vicepresidente de Electro-Ingeniería, Gerardo Ferreyra, estuvo casi un año privado de su libertad en un penal federal por la denominada causa de los cuadernos, un instrumento de persecución contra funcionarios y dirigentes del kirchnerismo. Al recuperar su libertad, el empresario contó que el juez federal Claudio Bonadío lo tentó con todo tipo de privilegios a cambio de que incrimine en la causa a Cristina Fernández.

Kraneá tu comentario

Comentá primero

avatar
wpDiscuz