“Tener una mirada sobre el otro es lo que va permitir salir adelante”

Natalia Sedarri es madre, docente y directora de dos primarias de Villa Gesell. Aparte es la secretaria general de SUTEBA del distrito. A la distancia, cuenta cómo le están poniendo el cuerpo a la crisis del Coronavirus, al sostenimiento del comedor para cientos de chicos, y advierte que la clave está en en la prevención y el cuidado colectivo.

Por Kranear

El Gobierno nacional dispuso en los últimos días una serie de medidas para evitar que el Coronavirus se propague entre la población. Transcurren horas claves porque en caso que las iniciativas oficiales tengan éxito, el país podrá hablar en un par de semanas de una gestión modelo de la crisis. Una de las decisiones centrales es haber suspendido las clases de todos los niveles educativos, en todo el país. De esa manera, son millones de personas, en especial los más chicos, que dejan de circular en las calles y establecimientos. De un momento a otro, millones de compatriotas tienen -tenemos- que modificar pautas de nuestro comportamiento. Parece difícil, aunque no imposible.

Con el objetivo de darle difusión a un caso que puede representar a otros miles, Kranear conversó con una directora de dos escuelas del partido de Villa Gesell, ambas asentadas en barrios populares, para que brinde su testimonio sobre la realidad que comenzaron a vivir allá, como comunidad educativa, a partir de los anuncios del cierre de las clases.

Natalia Sedarri es madre, docente y directora. Aparte es representante gremial docente. Por medio de una red de mensajería nos cuenta que “tanto ayer como hoy martes 17 de marzo “fueron mañanas totalmente distintas” porque “al llegar a la escuela estaba desierta lo que evidencia la preocupación de la comunidad educativa”. Contó que “recibimos muchos llamados telefónicos y mensajes a través de diferentes grupos de padres de WhatsApp y Facebook de la escuela. Pocos padres se acercaron a la institución”, detalló.

Kranear: ¿Cómo se organizaron para encarar la jornada?

Sedarri: En primera instancia mantuvimos una reunión con el personal docente y auxiliar en la que se generó un debate por la situación mundial del coronavirus. Por un lado se conversó sobre la alerta que genera la asistencia de unos y otros a la institución, y por supuesto la preocupación por las familias que necesitan el servicio del comedor.

K: ¿Tomaron alguna resolución?

S: Se acordó armar o reforzar grupos de WhatsApp para que los padres puedan tener comunicación directa (no difusión) con nosotros, atentos a la necesidad de seguir trabajando la prevención, todos los días, y aparte realizar tareas pedagógicas y abrir un canal de consultas ante cualquier necesidad.

K: Nos comentaste que en la Escuela Eva Perón funciona un comedor, al que asisten trecientos pibes y pibas. ¿Cómo se organizan para sostener ese servicio?

S: De acuerdo a las indicaciones recibidas por el consejo escolar, lo sostenemos a través de las viandas; en muchos casos los niños y niñas traen sus bols y se llevan su porción. Como institución solicitamos bolsa de alimentos secos para garantizar la comida de los alumnos teniendo una mirada mas integral de la familia y entendiendo que esta situación afecta notablemente los ingresos de las familias, que en su mayor parte, suelen tener trabajos informales.

Las escuelas son un espacio de contención permanente, y ahora más aún ante la crisis desatada por el coronavirus.

Las docentes geselinas ponen el cuerpo, y la sonrisa. La Patria es el otro, dicen.K: Ayer y hoy, ¿fueron todos los pibes y pibas al comedor?

S: Un cincuenta por ciento, aunque creemos que va aumentar todos los días un poco más.

K: El ministro Trotta anunció el lanzamiento del portal web ‘Seguimos Educando’, con contenidos educativos y pedagógicos para formación a distancia. ¿Qué les parece la iniciativa? ¿Allá es viable?

S: Nos parece una muy buena iniciativa que va darle oportunidad a niños, niñas, jóvenes y adultos a acceder a la continuidad de sus aprendizajes, y entendiendo también que su alcance tiene un límite ya que no contempla las realidades más vulnerables de cada comunidad educativa. Cada institución deberá utilizar diferentes estrategias que le permitan acceder a los aprendizajes para garantizar una igualdad educativa en tiempos donde las familias deben priorizar los gastos mensuales y brindar el alimento diario y el pago de servicios prioritarios para una calidad de vida saludable.

Natalia, aparte de dirigir ambos establecimientos, es secretaria general de SUTEBA (Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires) en Villa Gesell, y también secretaria general regional de la Central de los Trabajadores/as Argentina.

K: ¿Cuáles son las indicaciones que bajaron desde el gremio y la central?

S: Después de las declaraciones del Ministro Trotta se generó un gran malestar entre los profesionales de la educación, ya que no se sentían cuidados por estar expuestos en muchos casos a situaciones que claramente el protocolo de prevención pedía no hacer, como salir de sus casas, tomar transporte público; tampoco estaban brindadas las medidas de higiene en las escuelas ni contabamos con elementos para realizarlas.

S: A través del secretario general del gremio, Roberto Baradel, quien se mantuvo en comunicación directa con todos los secretario generales de la provincia, se realizó una presentación para que se garanticen las partidas de elementos de limpieza, horarios de ingreso y egreso, licencias acordes a los y las trabajadoras. Todo esto hoy circula en un documento firmado firmada por el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB).

La Escuela Primaria Nro. 7, Néstor Kirchner, es la primaria más joven del distrito. Fue inaugurada en un asentamiento, hace once años, durante el primer gobierno de Cristina Fernández de Kirchner,  que hace poco tiempo comenzó a convertirse en barrio formal con el suministro de los servicios públicos. Allí asisten 170 alumnos y alumnas, divididos en seis grados. La otra escuela que dirige Natalia es la Nro. 6, la “Eva Perón” del barrio La Carmencita, a la que asisten casi 600 alumnos y alumnas, divididos en 24 grados; la mitad de la población escolar es la que hasta el viernes almorzaba todos los días en la escuela.

K: ¿Te parece que la clave para lo que sigue es fomentar la cultura de la prevención?

S: Sí, tal cual. Uno intenta tener mirada objetiva, entendiendo que la prioridad es prevenir la emergencia sanitaria, mayores contagios cuidados de sus familiares, alumnos. Una mirada integral, de cual los ciudadanos no estamos preparados, por eso como profesionales es importantísimo seguir educando desde la prevención, dandole información a las familias y entender que hoy tener una mirada sobre el otro es lo que va permitir salir adelante, apropiarse de la idea de que la patria es el otro y que cada uno desde su lugar debe ser responsable para poder salir adelante y vivir en el país que todos y todas merecemos.

Kraneá tu comentario

Comentá primero

avatar
wpDiscuz