Una aventura cinematográfica en tiempos de cuarentena

El aislamiento social y obligatorio es tedioso, sin dudas, pero a su vez nos permite realizar actividades muy placenteras, como mirar películas. Probablemente el largometraje Historias extraordinarias, del argentino Mariano Llinás, sea por estas horas una de las mejores propuestas para ver en la pantalla, y está a nuestro alcance a un solo clic.

Por Franco Alinovi

Ya no quedan dudas de que la cuarentena por el avance del coronavirus redefinió nuestra relación con la cultura. Seamos medidos y planteémoslo estrictamente en estos términos, porque si nos embalamos y pensamos que una pandemia posibilitará la tan predicada democratización del arte, nos estaríamos adelantando a los acontecimientos que hoy nos ponen a prueba como seres de este mundo globalizado.

El coronavirus está entre nosotros y las certezas sobre lo bueno y lo malo que deje su paso llegarán, precisamente, cuando terminemos de combatirlo. Pero sí resulta innegable que una de las pocas evidencias que tenemos es la expuesta al inicio: el aislamiento en casa provocó una nueva forma de vincularnos con la cultura; porque si antes nos lamentábamos por no encontrar el tiempo necesario para ver un sinfín de series y películas, y encarar la lectura de los libros apilados en la mesa de luz, ahora lo tenemos sobradamente. Hoy, cuando todo parece resquebrajarse, misteriosamente nuestro apetito cinéfilo y literario está siendo saciado.

Uno de los gestos más loables de estos días en el plano cultural, ciertamente, es la decisión de numerosos realizadores argentinos de liberar sus films en plataformas como Vimeo o Youtube. Entre los títulos liberados se pueden encontrar obras recientes y joyas hasta ahora inhallables.

Este miércoles 25/3, la productora El Pampero Cine subió a su canal de Youtube una de las películas más importantes del cine argentino: Historias extraordinarias. El film, dirigido por Mariano Llinás, tuvo su estreno en 2008 en el BAFICI e inmediatamente produjo un cimbronazo en el cine vernáculo; crítica y público quedaron cautivados por una obra monumental en un doble sentido: sus 245 minutos de duración y su voracidad narrativa.

Historias extraordinarias está estructura en tres actos de aproximadamente 80 minutos, en los que se cuentan, de manera alternada, tres historias: la de X, de Z y de H. Se trata de tres hombres que parecen llevar una vida convencional hasta que el azar hace de las suyas y sus destinos cambian. Acá, la única certeza es que sólo la -buena o mala- fortuna nos puede llevar a lugares insospechados. El cálculo siempre se desintegra ante el imprevisto.

La primera historia nos muestra a X (interpretado por el propio Llinás) caminando sin rumbo por el campo y presenciando un crimen; en la segunda tenemos a Z (Walter Jacob), quien llega a un pueblo para trabajar en una oficina y pronto se intriga por el pasado de su antecesor en el cargo; y en la última el protagonista es H (Agustín Mendilaharzu), un joven que es contratado para recorrer el río Salado en busca de unos monolitos de cemento.

Tres voces en off nos relatan estas historias, guiando al espectador por sus múltiples senderos narrativos. En este sentido, no sería inapropiado pensar al film de Llinás como una novela (de aventuras, claro), ya que su estructura asume una condición literaria que nunca abandona. Así, no es causal que sus tres historias estén desplegadas en varios capítulos. Otro mérito del film tiene que ver con sus modos de producción; sin apoyo del INCAA, Historias extraordinarias constituye una verdadera proeza cinematográfica (se filmó en distintas locaciones de la provincia de Buenos Aires), reuniendo un sinfín de escenas de una belleza visual y una coherencia narrativa abrumadoras.

En conclusión, si confiamos en que los días de aislamiento obligatorio son más llevaderos mirando buenas películas, Historias extraordinarias es el mejor antídoto; durante cuatro horas el espectador es testigo de un acontecimiento cinematográfico que, tal como indica su nombre, podemos catalogar de extraordinario.

La película se puede ver acá: https://www.youtube.com/channel/UCntj2njqmD_3ysy5GisvAxw

Kraneá tu comentario

Comentá primero

avatar
wpDiscuz