Lista de pendientes

Un punteo de tareas, deseos, asuntos pendientes, preguntas y reflexiones sobre nuestra vida podrían significar un buen método para no solo pasar el tiempo, sino para ir pensando en lo que sigue después de la cuarentena por el Coronavirus.

Por Mariano Quiroga. Foto: Infobae.

El gobierno decretó la cuarentena obligatoria hasta el 13 de abril y parece que serán eternos los días que quedan hasta llegar a esa fecha, pero si nos ponemos a pensar hay muchas preguntas que podríamos tratar de responder.

¿Ya se pusieron a planificar el libro que van a escribir sobre estos días? ¿Los dibujantes ya hicieron arte sobre la cuarentena?  ¿El guitarrista ya hizo temas, buscó los acordes para la próxima canción?

¿Ya llamaste a ese amigo con el que te habías peleado? ¿Ya te sinceraste y dijiste eso que tenes guardado? ¿Limpiaste tu cuarto, cambiaste los muebles de lugar? ¿Hiciste el amor, experimentaste con tu pareja nuevas posiciones? ¿Te pusiste a pensar en la vida que estás llevando? ¿Si te gusta tu trabajo? ¿Si estás haciendo la carrera que te gusta?

¿Cuántos tutoriales hiciste? ¿Te pusiste a pensar en tus cuentas pendientes? ¿Te decidiste a cerrar etapas? ¿Pensaste alguna promesa para después de la cuarentena? ¿Te pusiste a ver álbumes de fotos viejas? ¿Te permitiste llorar, reír, recordar, amar?

¿Ya hiciste una maratón de Netflix? ¿Viste El Padrino? ¿Repasaste clásicos del cine? Libros, ¿leíste? ¿Sabías que hay una página que se llama EBiblioteca que podes leer en formato digital? ¿Alguna vez leíste a Cortázar, Fontanarrosa o Soriano? ¿Cuántas discografias enteras escuchaste? ¿Escuchaste el nuevo disco de Spinetta? ¿La discografía de Cerati? ¿Conoces todos los discos de los Beatles?

¿Googleaste sobre algún tema que siempre te interesó saber? ¿Te pusiste a pensar algún emprendimiento sobre algo que siempre te gusto? ¿Te pusiste a hablar con tu viejo sin mirar la hora? ¿Le enseñaste a usar aplicaciones para el celular? ¿A mandar un mail? ¿Cuantas videollamadas hiciste? ¿Jugaste con tus hijos? ¿Te tiraste al suelo, te dejaste ensuciar? ¿Ya soltaste? ¿Ya dejaste ir? ¿Viste que la vida no da revancha?

Estas preguntas no buscan romantizar la cuarentena, hay gente que la está pasando mal, que está sola. A ellos debemos ayudar y acompañar mientras nos tomamos el tiempo de hacer una lista de pendientes para pasarla mejor en casa.

Kraneá tu comentario

Comentá primero

avatar
wpDiscuz