Ciclo de Vivos en Instagram

Entender y luego habitar las redes sociales

Javier “El Profe” Romero fue el primer participante del ciclo de transmisiones en vivo por la plataforma Instagram que lanzamos en el marco de la pandemia del Coronavirus. Durante la conversación, el periodista y comunicador del partido de Morón habló del uso estratégico de las redes sociales de parte de la militancia, de la comunicación oficial del gobierno y de los nuevos medios de comunicación populares, entre otros temas. Van algunos recortes.

Por Kranear

“El Profe” Romero arrancó su trayectoria profesional en 1989, con el Diario de Morón. Al referirse a aquellos años del menemismo, allá en su distrito, a cargo de Juan Carlos Rousselot, evocó la frase del escritor ruso, León Tolstoi: “Pinta tu aldea y pintarás el mundo”. Por esos años también comenzó a participar de proyectos comunitarios en radios y televisión.

Luego trabajó y colaboró en medios gráficos como Pagina 12, el Diario Crítica, la Revista 23 y en televisión, el programa Día D, entre otras experiencias que se desarrollaron durante la década del noventa, atravesada por la impunidad, la privatización del Estado y una profunda crisis económica.

En 2010, mientras el gobierno de Cristina profundizaba su modelo de crecimiento económico con inclusión social, Romero irrumpió en la televisión con una sección muy novedosa, y en sintonía con la disputa comunicacional y política que se vivía en el país por aquellos días. Se titulaba “Detrás de las noticias” y formaba parte del programa Duro de Domar que conducía Daniel Tognetti por Canal 9.

En la conversación que tuvo con nosotros el sábado 9/5, lo explicó así:

“En 2010 había un Estado fuerte –que venía de sancionar la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual-, y se empieza a visibilizar el poder de los medios que estaban en contra de esas políticas, y entonces era el momento de poner en escena todo aquello que habíamos debatido y discutido junto a mucha gente en relación a los medios. Había que desenmascarar tanto el poder de los medios, qué intereses representaban, quiénes estaban atrás, como así también sus vacas sagradas del periodismo de los que no se permitía dudar. Aquellas discusiones que hasta aquel momento estaban restringidas a la academia y ciertos sectores de la política, la televisión medio de la posibilidad de popularizarlo”.

En la actualidad “El Profe” dirige el portal de noticias En Orsai, que tiene una sección para la provincia de Buenos Aires y en particular para el Municipio de Morón, su aldea en el mundo, y conduce el programa de radio “Detrás de las noticias” en la AM 530, de lunes a viernes entre las 20 y las 22 horas. Aparte, participa desde 2016, y junto a otros militantes, de la Comisión de Comunicación del Instituto Patria.

Militancia digital

Romero señaló que “hay un cambio de paradigma que tiene que ver con lo digital” y que “ahora la disputa por el sentido se está dando en las redes sociales y se empieza a dejar de dar en los grandes conglomerados de medios”.

“Ese es un cambio tecnológico pero también cultural, político. Y lo que hay que hacer es entenderlo, y desde la política, habitarlo. Un error que cometimos en 2013, 2014, fue no haber dado la disputa también en las redes. Lo que empezamos a hacer desde distintos espacios de comunicación que nos sentimos convocados por el Instituto Patria, a partir de 2016, es llevar esa discusión. Dijimos: hay que dar la disputa en el territorio digital, tal como lo hacemos en la calle”.

Comunicación oficial en el marco de la pandemia

“La veo bien en general, y sobresalen dos elementos. Por un lado, Alberto es un gran comunicador, y casi todo el sistema de comunicación del gobierno está depositado en un comunicador de su talla.  Es una gran comodidad. Pensemos en Macri, y todo lo que había que hacer para sostenerlo en pie. Pero a su vez, esto tiene un riesgo, porque el resto del sistema hay que armarlo, hay poco tiempo, porque fue muy rápido todo, por el estilo de gobierno, conformado a través de un frente, integrado por distintos espacios. También hay que ver cómo juegan los grandes medios, que son otro jugador de la cancha. Hasta ahora, con respecto a Alberto, lo están midiendo.  No tienen la ferocidad que tenían con Cristina. Eso es evidente. La historia demuestra que es así hasta que en un momento determinado no les da algo de lo que ellos pidan.  Si eso sucede, ya no alcanzará con Alberto solo, porque lo van a esmerilar y atacar. Eso requerirá un fuerte trabajo de nuestro lado. Yo confío porque conozco a mucha gente que está laburando la comunicación oficial, y están muy preparados, son grandes profesionales, pero hoy solo está jugando Alberto, quien tiene algo muy interesante que es que entra todo el tiempo en la cancha de ellos, en ese resquicio que hay entre los periodistas y las empresas de medios. Generó un sistema de comunicación distinto al que veníamos acostumbrados con Néstor y Cristina. O sea: tenemos un as en la manga con el estilo de Alberto de relacionarse con los medios y los periodistas, pero el sistema de comunicación no debería depender de él solo”.

La desigual disputa de los medios populares con el conglomerado de medios

Dijo que “uno de los puntos es pensar en la calidad del producto. En la profesionalización de nuestro trabajo”, y consideró que hay que dar un paso en ese sentido. Estudiar, prepararse, trabajar. También sostuvo que la política debería fortalecer todo ese sistema de medios populares y autogestionados.

Con respecto a la publicación de Sinceramente, de CFK, que no solo sirvió para que ella contase su relato de la última década, sino también de cara a las presidenciales de 2019, El Profe ponderó la campaña que organizó el comando de campaña del Frente de Todos, el libro de Cristina, el Clío de Axel, “pero también los miles y miles de militantes que también dieron la disputa acá”, en referencia a las redes sociales.

“Algunos notamos un cambio muy importante en la forma con la que se militó en el digital. Un uso muy inteligente. Se formaron redes, se armaron campañas como la del millón de firmas contra la reforma previsional de Macri. Hubo una decisión de disputar el sentido común. El campo popular ganó también acá, con creatividad, con humor, con expresiones artísticas, para darle pelea a un sistema que la tenía atada, que tenía 55 mil millones de dólares del FMI, el 90 por ciento de los medios de su lado, los dueños de los principales medios opositores presos, y que a pesar de todo eso no pudieron ganar”.

Kraneá tu comentario

Comentá primero

avatar
wpDiscuz