“Fue un hecho con finalidad política que se investigó y juzgó como un delito común”

El intendente del municipio bonaerense de Veinticinco de Mayo, Hernán Ralinqueo, denuncia que el robo millonario que sufrió el gobierno local a finales de 2016, y que ahora tiene condenados materiales pero no intelectuales, fue motorizado por Cambiemos para desestabilizarlo y destituirlo con acusaciones de corrupción.

Por Mariano Abrevaya Dios. Fotos: Municipio 25 de Mayo

Hace solo unas horas, el Juzgado en lo Correccional N 1 de Mercedes condenó a los autores materiales de un robo millonario en contra del municipio bonaerense de Veinticinco de Mayo, ocurrido en noviembre de 2016. El hecho fue cubierto en las secciones policiales de los diarios, pero también tuvo resonancia política, porque el joven intendente peronista denunció que se trataba de una jugada desestabilizadora pergeñada por Cambiemos.

Cuatro de los imputados recibieron la pena de tres años de prisión en suspenso (Nicolás Traut, ex esposo de cantante Laura Miller, Ricardo Chourrout, Ramón Álvez y Gustavo Brunan), y un quinto (Hernán Rodríguez), dos años de prisión en suspenso.

El hecho ocurrió durante la noche del domingo 20/11/16, y el jefe comunal del Frente para la Victoria llevaba un año de gestión al frente de un pueblo de 35 mil habitantes, a contramano la mayoría de los municipios de la séptima sección electoral, y casi toda la provincia, que se habían pintado de amarrillo.

El tribunal mercedino condenó a los acusados por el delito de “fraude en perjuicio a la administración pública” y el monto de la operación, realizada luego de robarse las claves de las cuentas bancarias oficiales y realizar una docena de transferencias de 100 mil pesos para arriba, alcanzó los 3,6 millones de pesos, pero en su fallo no menciona la existencia de una asociación ilícita ni mucho menos contactos con el gobierno nacional y un plan para desestabilizar al intendente.

El jefe comunal le contó que Kranear que “la pena hubiera sido mayor si se acreditaba el agravante de asociación ilícita” y recordó que “muchos me miraban atónitos cuando sostenía que no se trataba de un hecho al voleo y que había una conexión política” y que hoy, “a la luz de los acontecimientos públicos sobre las tareas de espionaje y persecución del macrismo, lo reafirmo: fue un hecho con clara finalidad política que se investigó y luego juzgo como un delito común”.

Ralinqueo, de profesión abogado, se presentó en la causa con la figura del particular damnificado, y así fue que tuvo acceso a la investigación. Enseguida comenzó a confirmar sus sospechas. “Hubo comunicación entre los delincuentes y los concejales de Cambiemos, y parte de la operación era que Ricardo Chourrout –uno de los acusados- declarara en el Concejo Deliberante, traído por la oposición, para involucrarme en el hecho y de esa manera avanzar con una posible interpelación a mi persona”, detalló.

Ni bien se enteró de la operación política en su contra, el intendente se presentó en el Concejo Deliberante local.

Al enterarse de la operación política en su contra, el joven intendente –tenía en ese entonces treinta años- se presentó en el Concejo Deliberante el mismo día que ingresaba al recinto el proyecto de interpelación, y denunció que había un funcionario del gobierno de Macri que tenía vínculo directo con la banda, que había existido comunicación con los concejales de Cambiemos, y “que costaba mucho pensar que el fraude había sido al voleo y que no tenía intencionalidad política”, apuntó.

Entre los opositores había legisladores de la Coalición Cívica, una fuerza política muy adepta al armado de causas, manipulación mediática y operaciones políticas y de prensa.

Esta convulsión política local ocurrió a mediados de junio de 2017, en la previa de las elecciones de medio término, en todo el país, y también allí, para renovar bancas del Concejo Deliberante. Transcurrían días en los que el sentido común de una buena parte de la población estaba atravesado por un discurso oficial muy agresivo –y peligroso-, amplificado hasta el hartazgo por los grandes medios de comunicación, que presentaba al kirchnerismo de ser un proyecto de corrupción.

“Era muy fácil pegar a nivel local lo que se decía a nivel nacional y decir acá faltan tres millones y medio de pesos, hubo un hackeo a las cuentas del municipio, el intendente es responsable. Era dos más dos cuatro. Si hubiera avanzado la interpelación, me hubieran destituido”, arriesgó Ralinqueo.

El funcionario del Ministerio del Interior al que se refiere el intendente es Jorge Corbeta, el entonces coordinador de Relaciones Institucionales de la cartera. Con la certeza de que esa persona tenía vinculación con la banda de estafadores, en el municipio se convencieron de que hecho tenía intencionalidades políticas. “Todo este asunto, muy oscuro, no fue tramitado en la causa”, contó Ralinqueo.

¿Por qué no fue investigado un asunto tan importante? La respuesta podría tener directa relación con el mega escándalo de espionaje ilegal, extorsiones y armado de causas que habría realizado una asociación ilícita conformada por jueces, fiscales, espías orgánicos e inorgánicos y periodistas, con el apoyo del aparato estatal que dependía del gobierno a cargo de Macri,

El fiscal de la causa era Juan Ignacio Bidone, un funcionario judicial que en mayo de 2019 sería procesado y suspendido de sus funciones por su conexión con la asociación ilícita encabezada por el falso abogado y espía, Marcelo D Alessio, hoy preso en la causa que instruye el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, y de estrecha relación con la entonces ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich.

Ralinqueo esta encabezando su segundo mandato al frente del municipio.

“Mi Gobierno además de ser víctima de un delito gravísimo, sufrió operaciones de todo tipo, fuimos espiados, seguidos, acusados, señalados en la opinión pública, todo al compás de la estrategia de Cambiemos, que era poner en duda la honorabilidad de nuestra gestión de gobierno y acusarnos de corrupción”, señaló el intendente.

Ralinqueo contó que “demandará civilmente a los responsables del fraude por el perjuicio que le infringieron al municipio”, y subrayó que el episodio les hizo perder mucho tiempo en la recién comenzada gestión de gobierno, que tuvieron que descuidar la agenda que habían planificado para mejorarle la calidad de vida a los vecinos y vecinas del distrito y dar la vuelta de página con respecto a la desidia que había caracterizado a las gestiones anteriores.

En 2019, de cara a las elecciones nacionales y municipales, Cambiemos volvió a utilizar el robo a las cuentas municipales para acusar de corrupto al gobierno local. “Ese fue el caballito de batalla de Cambiemos”, señaló Ralinqueo. No les sirvió, porque la gestión del ahora Frente de Todos, revalidó su gobierno, con un gran acompañamiento.

Con el fallo judicial de tribunal mercedino se cierra una etapa, pero quedan muchos interrogantes acerca de los autores intelectuales del golpe informático. De Corbeta, por ejemplo, no hay noticias, ni nadie le pidió una sola explicación. Desde el municipio esperan que con el avance de la investigación de Alejo Ramos Padilla, en particular sobre las fechorías del fiscal Bidone, surjan nuevos elementos que les permitan llevar a sede judicial al ex funcionario de Macri.

Ralinqueo nació en el pueblo vecino de 9 de Julio, pero se crió en 25 de Mayo. Luego de terminar el secundario, se fue a La Plata a estudiar Derecho. Allí fue que comenzó a participar de la militancia universitaria, empujado por fervor político que invade aulas y pasillos de la casa de estudios, pero también, y en especial, por el perfil transformador y corajudo que estaba tomando, allá en 2004, el gobierno de Néstor Kirchner.

Diario local daba cuenta del movimiento del joven intendente.

Trabajó en el sector público, se dedicó a su profesión, y comenzó a militar en el territorio. Nunca aflojó, y a partir de su empuje, carisma y honestidad, logró ganar la interna del Frente para la Victoria que lo depositó en el gobierno municipal en un momento muy complicado para el kirchnerismo. El año pasado, revalidó.

Uno de sus más grandes satisfacciones, al repasar los primeros cuatro años de gestión, fue haber construido un barrio de viviendas sociales para los vecinos más humildes del distrito.

En Veinticinco de Mayo tienen un solo contagio de Covid-19.

Kraneá tu comentario

Comentá primero

avatar
wpDiscuz