“En Palermo tenemos una deuda con el colectivo travesti y trans”

La comunera por el Frente de Todos en la 14, María Paz "Pacha" Carreira Griot, en una audiencia pública, se manifestó en contra de la desafectación de un inmueble en el barrio, de parte del gobierno porteño, ya que el edificio podría servir para que la Asociación Civil Mocha Celis realice allí su trabajo educativo y de contención. La justicia porteña había ordenado la suspensión de la audiencia, pero el oficialismo no se notificó, y avanzó igual.

Por Kranear

El pasado miércoles, la legislatura porteña realizó una audiencia pública, de manera virtual, por la plataforma Zoom, en el marco del tratamiento de un proyecto de ley del ejecutivo porteño que prevé la desafectación de trece inmuebles de dominio público, según justificaron, por problemas presupuestarios. El Frente de Todos, a través de sus legisladores y legisladoras, se opuso a la iniciativa. Lo mismo hicieron vecinos y vecinas de distintos barrios, al igual que comuneros y comuneras de la misma fuera política.

María Paz “Pacha” Carreira Griot, comunera en Palermo, durante su intervención se refirió al inmueble que el gobierno porteño quiere desafectar, en la Avenida Santa Fe 4358/4364. Propuso que en lugar de ponerlo a la venta, el edificio sea destinado a la Asociación Civil Mocha Celis, que brinda educación primaria, secundaria y talleres de oficio, como así también formación profesional para el colectivo travesti trans, y también a toda la comunidad.

Pacha contó que “este es un inmueble que tranquilamente podría contener y abrazar a la comunidad travesti trans y brindarle la posibilidad a la Asociación Mocha Celis para que con este espacio pueda ampliar y hacer crecer este proyecto que hoy lamentablemente se encuentra bloqueado y acotado”.

El director del bachillerato y presidente de la Asociación Mocha Celis, Francisco Quiñones Cuartas, por su parte, contó en la audiencia que desde hace casi diez años tienen que sostener este espacio de manera autónoma, aun cuando cuentan con el reconocimiento de ser el primero en el mundo con estas características y que aún en pandemia, sin recursos y sin edificio, sostienen las clases de manera virtual y atienden con alimentos y medicamentos a más de 800 personas trans en la Ciudad de Buenos Aires.

El inmueble que el gobierno porteño quiere desafectar se encuentra en la Avenida Santa Fe 4358/4364.

“Nuestro proyecto de escuela no es una segunda oportunidad sino una oportunidad del Estado de estar presente y reparar esa persecución histórica a la que ha sido sometida esa población. Somos el único espacio que acerca ese derecho de tener estudios”, subrayó por medio del Zoom, y agregó que cuentan con “un plan integral, integrado por un polo educativo y cultural, que necesita de este edificio. No es verdad que los edificios no sean de utilidad en todo caso están mal administrados”.

El Bachillerato Mocha Celis funciona desde finales del 2011 en Chacarita. Sus fundadores, Francisco Quiñones Cuartas y Agustín Fuch, abrieron la escuela con el objetivo de crear un espacio educativo inclusivo para las personas trans, travestis, transexuales y transgénero.

En 2012, tras la sanción de la Ley 26.743 de Identidad de Género, sancionada por el gobierno de Cristina Kirchner, el bachillerato consiguió el apoyo de las carteras de educación de la Nación y Ciudad para que los egresados de la escuela tuvieran un título oficial. Hoy, el Mocha Celis opera como una escuela pública y gratuita bajo el modelo de Unidad de Gestión Educativa Experimental, a través del cual recibe apoyo estatal para cubrir los salarios de una planta orgánica funcional de docentes.

El Bachillerato Mocha Celis funciona en el barrio de Chacarita desde finales del 2011.

María Paz Carreira Griot, en la audiencia pública explicó que “en Palermo tenemos una deuda con el colectivo travesti trans” porque “las compañeras han sido víctimas de discriminación, de persecución y de violencia institucional”. Señaló que “este es un momento de reparar esos daños que como sociedad hemos hecho, en los que se ha sometido a las compañeras a situaciones innecesarias” y recordó que al ser Palermo uno de los lugares que ellas eligen transitar y habitar, “tener un lugar de integración como lo es la Asociación Mocha Celis con estos casi diez años que llevan de gestión dentro del bachillerato popular es fundamental, y desde mi rol institucional apoyo esa gestión para que siga creciendo este proyecto, y para eso necesitamos un edificio para la Mocha.

Hasta hace un tiempo, en el inmueble de la avenida Santa Fe, funcionaba la Dirección General de Educación de Escuelas Privadas del gobierno porteño.

La comunera también denunció que desde el gobierno porteño “no hicieron ninguna con la junta comunal –el órgano de gobierno local- sobre el inmueble que están y eso es grave” ya que “queremos discutir lo que pasa en nuestros barrios, para eso nos han elegido también.”

María Paz Carreira Griot, comunera en Palermo, propuso que el edificio sea destinado a la Asociación Civil Mocha Celis, que brinda educación primaria, secundaria, talleres de oficio y formación profesional para el colectivo travesti trans.

El Gobierno de la Ciudad en manos del PRO y ahora de Juntos por el Cambio, a lo largo sus trece años de gestión, ha desafectado muchísima tierra pública, e inmuebles, y desde el arco opositor, conformado por el kirchnerismo, el peronismo porteño y la izquierda, vienen denunciando que el motivo tiene que ver con el avance de los negocios inmobiliarios de emprendimientos privados. Lo cierto es que en la Ciudad es cada vez más caro vivir o alquilar.

Acá la legisladora por el Frente de Todos, Lucia Cámpora ofrece detalles y cifras sobre esta política del gobierno porteño.

Por otro lado, la oposición también denunció que el oficialismo avanzó con la realización de la audiencia pública, sin notificarse de la suspensión que ordenó la justicia porteño luego de hacerle lugar a una medida cautelar presentada el Observatorio del Derecho a la Ciudad (ODC) y la Cátedra de Ingeniería Comunitaria, quienes adujeron que la convocatoria a las audiencias públicas virtuales no garantizan la participación de la ciudadanía.

El proyecto de ley del ejecutivo porteño tuvo una primera lectura en diciembre de 2019, con la que se declaró innecesarios para la Ciudad 13 inmuebles de las comunas 1, 3, 4, 7, 9 ,12 y 14.

Desde el Frente de Todos, propusieron, como lo hizo la comunera de Palermo, que una buena parte de los inmuebles sean destinados a fines educativos, productivos o culturales.

Kraneá tu comentario

Comentá primero

avatar
wpDiscuz