“Nuestra agenda es contra las grandes corporaciones”

Kranear conversó con Jonathan Heguier, periodista y conductor de Alta Data, el noticiero de El Destape que todas las tardes se emite por YouTube. Aquí, su mirada sobre los medios hegemónicos y alternativos, la historia y crecimiento de la empresa creada por Roberto Navarro, el periodismo en formato streaming y el flamante decreto presidencial que declara servicios públicos a la telefonía, Internet y televisión paga, entre otros temas.

Entrevista: Franco Alinovi.

De lunes a viernes, a las 18.30 horas, Jonathan Heguier irrumpe en el canal de YouTube de El Destape para conducir Alta Data, un noticiero sobre la actualidad política y económica de la Argentina que, en cada emisión, suele superar las 100.000 visualizaciones. Antes de trabajar en la empresa periodística dirigida por Roberto Navarro, Heguier pasó por las redacciones de Clarín, El Argentino, Infonews, Revista Noticias y las señales televisivas CN23 y Canal 26.

A continuación, sus definiciones ante las distintas consultas de Kranear.


K: ¿Cómo nació el proyecto de Alta Data?

JH: “Cuando a Roberto Navarro lo censuran durante el macrismo  y se queda sin hacer televisión (en 2017, trabajando hasta ese momento en la señal de noticias C5N), decide  reinventarse y apostar a YouTube. Arranca con un programa todos los domingos, que le fue muy bien en pleno macrismo. Estamos hablando de una época donde el mapa de medios era 90 % oficialista, es decir macrista, que apoyaba el ajuste del gobierno de Macri, donde esos medios te taladraban con Cristina y el kirchnerismo y todo lo que ya había pasado años atrás. Mientras tanto, el macrismo destruía la economía del país y generaba un caos social muy grande.  Por lo tanto, fue muy importante ese paso que dio Navarro”.

“Además, fue una apuesta fuerte a lo virtual, a la web y a YouTube. A partir de ahí encaramos la idea de Alta Data, un noticiero de lunes a viernes para sumarle más contenido a lo audiovisual y al canal de YouTube. Siempre con la premisa de la agenda de El Destape y con el protagonismo de la redacción de El Destape, de quienes hacemos El Destape. Así que eso fue lo más importante. Otra clave fue darle mucho lugar a la gente joven. Yo solamente fui elegido para conducirlo y es un tremendo orgullo, porque Alta data es un producto que se mantiene desde hace ya más de dos años y rinde muy bien. La mayoría de los programas superan las 100.000 visualizaciones, estamos hablando de lo que en televisión es un punto de rating, y hemos hecho programas de 200.000, 300.000 visualizaciones también, además de especiales en elecciones que han superado el medio millón de visualizaciones. YouTube se convirtió en otro canal de televisión, porque ahora mucha gente tiene Smart en la televisión, entonces vos podés elegir ver canales, Flow o Telecentro, o podés ir a Netflix o a YouTube. Y ahí en YouTube estamos nosotros; tenés C5N en vivo, tenés TN en vivo y tenés El Destape en vivo, Alta Data todos los días. Así que se transformó en un canal más. Eso hablando de la tele, y ni hablar de los celulares, de lo que es celulares y iPad, y toda esa pata tecnológica. Hoy estamos en todos los dispositivos, YouTube está en todos lados, y El Destape tiene un canal de YouTube muy grande, tiene muchos suscriptores, gente que está adherida al canal de YouTube de El Destape. Se creció mucho desde ahí”.


K: ¿Cómo está estructurado el programa? 

JH: “Desde el comienzo el programa trató de ser lo más conciso posible con nuestra agenda, con una duración de 25 a 35 minutos, y que abordara realmente todo lo que pasa en un toque, como dice el eslogan del programa, que sea rápido. Siempre hay un tema predominante, que es un tema que se desarrolla, donde yo editorializo y damos información, datos. Siempre tratamos de ser lo más contundentes posibles en lo que respecta a datos y documentos. Y después desarrollamos informaciones diversas sobre política y economía en la Argentina, que es nuestro fuerte en El Destape. Antes de la pandemia el programa salía en vivo desde el estudio en la redacción de El Destape, en el que hay un director, un equipo de producción con dos integrantes y también editores de video y diseñadores que laburan con los tapes para hacer el programa. Y también contamos con todos lo que integran la redacción, que siempre están colaborando con Alta Data, con sus informes y su información. Esa es la rutina diaria”.


K: ¿La pandemia de coronavirus modificó la manera en que venían trabajando para hacer Alta Data?

JH: “Durante la pandemia el programa sigue con la misma dinámica, lo único que cambió es que ya no es en vivo, porque ya no tenemos la estructura para hacerlo así, el estudio está cerrado. Así que actualmente el programa se graba un ratito antes y se edita y sale en formato estreno en YouTube a la misma hora, o sea, a las 18.30. Contamos con el beneficio de que la gente comenta en vivo, que vos te das cuenta de quién lo está viendo en ese momento, cuánta gente lo está viendo así y cuánta después. Es decir, tenés el rating en vivo y en el total, porque el programa queda colgado en YouTube y se sigue viendo. Y también hay interacción entre los usuarios, chat en vivo, los comentarios posteriores, los debaten que se dan en base a las consignas del programa. Esto está bueno porque genera un ida y vuelta con los usuarios, con los televidentes, digamos”.


K: ¿Cómo evolucionó El Destape y sus distintas criaturas periodísticas?

JH: “El Destape arrancó hace seis años con un estructura chica que fue creciendo un montón, que estaba basado en los programas de Roberto cuando arrancó. La web empezó a tomar un protagonismo muy fuerte durante el macrismo, fue creciendo un montón. Y la censura a Navarro fue clave para que El Destape crezca aún más porque se apostó fuerte a la web, a lo virtual. Así que ahí empezó un crecimiento muy importante, con informes, con propuestas, con un montón de laburo periodístico bien desde el llano, de retornar a las fuentes, y siempre, siempre, con datos y documentos. Y ahora está en pleno proceso de crecimiento, ampliando otras áreas fuera de la política y la economía; llegó El Destape Radio, llegó Alta Data, creció el canal de YouTube, creció mucho la web, está entre los siete portales más leídos del país. Eso me da un orgullo enorme”.

El programa `se emite todos los días por el canal de Youtube de El Destape.


K: ¿Cómo fue hacer Alta Data durante el macrismo?      

JH: “Alta Data surgió de esa necesidad de la gente de estar informada todos los días de lo que pasaba, a través de un canal audiovisual, un noticiero. Por más que sea YouTube, no deja ser un magazine, un noticiero. Y dárselo de esta manera, también, no solo los fines de semana sino ampliarlo a toda la semana. Nosotros tenemos nuestra agenda muy marcada, contra las grandes corporaciones. Que el poder se haya ido de la Casa Rosada no quiere decir que el poder no esté más; el poder ahora está en otro lado. Lo que nosotros consideramos poder, es decir, los grupos económicos, los grupos mediáticos, estuvieron durante el macrismo, están ahora y estuvieron siempre. Son los mismos de siempre. Nuestra agenda es esa, es contra las grandes corporaciones. El macrismo fue eso, ese poder copó la Casa Rosada. Y ahora se fue, pero ese poder sigue, está enquistado en otro lado. Nosotros tratamos de mostrar y desnudar eso, criticamos como criticamos siempre, como cuando el gobierno de Alberto Fernández le da un montón de pauta a Clarín o le da las ATP, las ayudas para Clarín mientras Clarín paga los sueldos en cuotas. Seguimos mostrando lo que fue la mafia judicial, la runfla judicial que estaba antes y sigue estando ahora, y estuvo siempre.

“Como dije anteriormente, nuestra agenda es esa, no cambió mucho durante el macrismo y ahora con el gobierno de Alberto Fernández. Criticamos lo que tenemos que criticar por ese mismo poder, porque ese poder sigue estando. Y lo vamos a seguir criticando, esté quien esté en el gobierno. Lo fuerte fue que durante el macrismo Alta Data se hacía con ese poder en la Casa Rosada”.


K: ¿Es posible que con la cuarentena los haya empezado a ver más gente?

JH: “Sí, durante la cuarentena hubo un salto de visualizaciones. La inundación de fake news por todos lados sobre la pandemia generó que Alta Data sea un refugio, un poquito de combate a esas fake news, y también por todas las cosas que pasaban a nivel nacional, por eso crecieron las visualizaciones. El canal de YouTube tiene un bloque especial con noticias sobre el coronavirus y los elegidos son unos pocos canales: Telefe, Télam, TN, C5N y El Destape, y ahí está Alta Data todos los días, en ese bloque de coronavirus. YouTube nos eligió y eso obviamente hizo crecer muchísimo las visualizaciones. Más allá de que la gente, justamente, estaba en cuarentena y eso las hacía crecer más”.


K: Uno podría pensar que al ser un noticiero en formato streaming, el público que ve Alta Data es mayoritariamente joven, ¿es así?       

JH: “Es verdad eso, uno podría suponer que como es algo virtual, es YouTube, nos mira gente joven, pero no es así. Hay muchísima gente por arriba de los 55 años que nos miran regularmente, que ya están acostumbrados a consumir YouTube, a ver plataformas a través del teléfono o la televisión e ir a buscar el noticiero a YouTube. Porque una cosa es prender la tele y tener Telefe Noticias listo en el canal, y otra cosa es ir a YouTube y buscar el programa. Y esto último lo hace muchísima gente, lo hacen cada vez más, tanto jóvenes como gente mayor. Y lo bueno es que YouTube lo tenés en todo el mundo; nos sigue gente de Canadá, Brasil, Estados Unidos, Italia, Australia, Chile, Uruguay. Nos sigue gente de todas partes del mundo, realmente”.


K:
A tono con estos tiempos de violencia en las redes sociales, supongo que ustedes no estarán exentos de recibir insultos y amenazas virtuales.

JH: “Tenemos un público fijo que se informa con nosotros, y también hay debates fuertes entre los usuarios que ven el programa. Nos trolean mucho, más durante la pandemia. Hubo como una ola de libertarios que se metió a trolearnos, a putearnos y a decirnos de todo. Hablo del programa, de los videos del programa. También nos pasó que cuando hicimos un programa sobre Bolsonaro, nos trolearon sus fanáticos brasileños y nos llenaron de mensajes en portugués puteándonos. Más allá de esto, en general los comentarios son con buena onda, con distintos elogios”.


K: ¿Cuál es la diferencia central entre el periodismo de los medios hegemónicos y el de El Destape?

JH: “Nosotros laburamos con la agenda de El Destape, que obviamente nada tiene que ver con la de los medios corporativos, los noticieros de los grandes medios. Vos ves el noticiero de Telefe Noticias, Telenoche o el de América y son completamente distintos a Alta Data, que tiene otra agenda, otras formas y otra edición. El nuestro es otro tipo de formato. Y repito, siempre con nuestra agenda, que también es muy diferente a la agenda política. El mapa de medios de la Argentina, el 80 % o 90 % va por la misma rama, esté Macri en el poder o no, por eso sostengo que el poder durante el macrismo copó la Casa Rosada, pero ahora que se fue, el poder sigue siendo el mismo, lo único que cambió es que ya no está en la Casa Rosada”.


K: Finalmente, ¿qué opinás sobre el flamante decreto del Gobierno que declara servicios públicos a la telefonía, Internet y la televisión paga?

JH: “La medida es audaz pero al mismo tiempo esperable, hasta en Cambiemos la propusieron hace unos años. Es una decisión que llega en un buen momento, en el momento justo diría, porque hay una grave crisis económica en el país después de cuatro años de macrismo y por la pandemia, obviamente, y es una crisis que está sufriendo todo el mundo y está bien que se tome este tipo de medidas para beneficiar a los usuarios, sobre todo en un momento donde el mundo está híper conectado y Argentina lo necesita más que nunca. Así que me parece perfecto. Seguramente pronto va a haber respuestas de los medios grandes, sobre todo de Clarín, que tiene las patas en todos los baldes. Probablemente surgirá algún método de extorsión de parte del Grupo Clarín, que es el más fuerte en ese rubro, y más si la medida viene de un gobierno peronista. Es decir, tratarán de frenar de alguna manera esa decisión. Esperemos que no suceda y se avance en esto como ya se está haciendo. Por otra parte, no creo que la medida produzca cambios en los medios web, debería seguir todo igual. Salvo que Clarín se ponga a presionar de esa manera, bajando los niveles de entrega de su Internet y su WiFi, que ya es bastante malo. Espero que eso no suceda”.

Kraneá tu comentario

Comentá primero

avatar
wpDiscuz