“La música, la poesía, también pueden ser el barro”

Lucio Mantel es músico, compositor y docente. Tiene más de diez años de carrera solista y en unos días volverá a subir a un escenario, con público en la platea. El artista habló con Kranear sobre sus procesos creativos, la adrenalina del vivo, la obsesión por el ensayo y el arreglo, sus influencias y sus proyectos.

Por Ramiro Abrevaya. Fotos: Daniela Pafundi.

Lucio Mantel, junto a un puñado de artistas, fue punta de lanza en argentina de un movimiento musical nacido a principios de 2000 bautizado por la prensa con la figura de “Cantautor”. La canción elegante, elaborada, cuidada. La canción arreglada, lírica, poética. La canción de gran bagaje cultural y rica formación. La canción que huele a madera. La canción contemporánea.

Cantante, guitarrista, compositor, productor, arreglador y docente, Mantel editó cinco discos de canciones: Nictógrafo (2008), Miniatura (2010), Unas horas (2013) Confín (2015) y Todas las formas de estar (2019).

Con Kranear lo entrevistamos de cara al show en vivo con el que volverá a los escenarios, con público presencial y protocolos anti Covid 19, después de más de un año de confinamiento. La cita es el próximo sábado 10 de abril en el mítico CAFF, Sánchez de Bustamante 772. CABA. Se da puerta a las 20h y el show empieza puntual a las 21 horas. Se pueden conseguir anticipadas con descuento en TicketHoy.

¿Cuál es tu primer recuerdo infantil ligado a la música? En general la profesión nos baja vía familiar, ¿como fue en tu caso?
El tocadiscos de casa sonaba todo el tiempo. Los discos que yo pedía que pusieran eran tres, uno hermoso de Pipo Pescador que se llamaba ‘Te veo veo’, que ahora lo volví a comprar en vinilo; una recopilación de los primeros Beatles que tenía She loves you, y también el primer LP de Almendra. Empezaba con Muchacha, que me encantaba, y seguía con Color humano, que me daba mucho miedo.

¿Se mezcla o no, públicamente, la política y el arte?
Creo que es más difícil separarlos que mezclarlos. Todo los aspectos humanos pueden estar en una canción, el emocional, el racional, el físico y el ideológico es uno de ellos. Cada uno encuentra la manera de integrar su parte humana, social, política, con su parte artista. Cuando escucho esa pretensión que a veces aparece en los medios y las redes de no mezclar arte con ideología, como si se tratara de contaminar no sé qué manantial puro y cristalino, me agarra escozor. La música, la poesía, también pueden ser el barro. Y eso es de lo más interesante que tiene. Pretender desarrollar una obra apolítica me resulta ambicioso y estéril, entendiendo lo político como algo que va más allá de lo partidario, lo que pasa en las elecciones de un país.

Si tenés que elegir, ¿preferís el estudio de grabación o el escenario?
No me resulta fácil la elección. Te puedo decir que lo que pasa en el estudio determina lo que va a pasar en el escenario después. No suelo tocar dos años un repertorio inédito para grabarlo después, más bien en la grabación se define cuál serán las canciones nuevas y cuáles se quedan en el camino. Como sea amo el ritual del concierto, los nervios, el encuentro amoroso con la gente que viene a escuchar.

¿Te gusta ensayar en la previa de un show o preferís ir al vivo con cierto margen de riesgo?
No soy un fanático del ensayo, pero me gusta sentir que la banda es un organismo vivo, que tiene su sincronización y también sus accidentes. Para eso hace falta conocerse con las canciones y con lxs músicxs. Confiar en ellxs. Me gusta trabajar con gente que admiro y escucharlxs. Sobre los ensayos, lo que más me gusta vivir con una banda y lo que mejor me resulta a la hora de sonar lindo es hacer muchos conciertos juntos, sentir que nos vamos encontrando cada vez más, entre nosotros y también con las canciones, que estamos más listos para salirnos del libreto, para retomar como sea.

¿Cómo vivís el proceso creativo? Sos ansioso para cerrar las canciones o les das tiempo para que se acomoden? ¿Qué tipo de emociones te invaden?
Siempre pienso que mi “yo compositor” es un tipo mucho más maduro que yo. Soy una persona muy ansiosa, arrebatada y torpe, pero componiendo intento esperar a que aparezca la palabra que tiene que ser, el acorde o la nota que tienen que ser, aunque eso implique esperar literalmente unos años. Tardo mucho en componer, me gusta lo que pasa con las canciones cuando es así, cuando las espero. Personalmente no te digo que lo disfruto, lo sufro. Pero decido sacrificar esa cierta paz en función de la canción.

¿Un consejo para evitar el bloqueo creativo?
Yo intento ponerme ciertas trampas. Ubicar la pulsión automática, la que me lleva siempre al mismo lado de la guitarra, o a las mismas palabras y bloquearlas, para ver qué hay detrás de eso, qué pasa cuando no voy por el camino que tiendo a tomar compulsivamente. Doy hace muchos años un taller de canciones que básicamente es el desarrollo de esta idea.

Arte y entretenimiento. ¿Pueden convivir?
Pueden convivir. Pero una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa.

¿Cómo te trató el 2020 pandémico y de encierro a nivel creativo y laboral?
Más allá de que apoyo totalmente las medidas de prevención que se tomaron. El encierro me resultó muy poco inspirador. Es difícil encontrar matices si vivís en una ruedita de hámster. Hace varios años casi todo lo compongo caminando, y al principio cuando no se podía salir fue un retraimiento muy grande del que me costó mucho sacar algo. Por suerte los últimos meses empezaron a aflorar ideas nuevas.

¿Proyectos para el 2021?
Intentar juntar un disco con las canciones que vengo componiendo. Y también editar algunas cosas que fui encontrando en estos tiempos pandémicos.

¿Mañana es mejor?
Ojalá.

Mantel tiene editados cinco discos.

Para el cierre, proponemos un ida y vuelta, que denominamos L@s Nº1 de MANTEL.

LA Banda
(“te voy a responder medio aleatorio, lo que se me ocurre hoy”, avisa): Invisible

LA Canción
No puedo una

EL género musical
Si vale como género, la canción

EL Instrumento
El cuarteto de cuerdas

EL Disco
Uff, no sé. Construçao de Chico Buarque, Artaud, Vespertine de Bjork, Joia de Caetano, Clics modernos, Sgt Pepper, puedo seguir.

EL Show
El último de David Byrne

LA Bebida sin alcohol
El exprimido

LA Bebida alcohólica
El Old Fashioned

LA Comida
Los Bohios de Yerebán (un local que queda en Camargo y Gurruchaga, Almagro, CABA).

EL Té
Té verde con arroz tostado.

LA Especia
Jengibre, Canela y Cardamomo.

LA Ciudad
Buenos Aires.

LA Canción compuesta por Mantel (no vale decir “La que está por venir” jaja)
Cada día una distinta, hoy, Todas las formas de estar.

Redes sociales
IG: https://www.instagram.com/luciomantel
Spotify: https://open.spotify.com/artist/5kCJ9ht14oLO98WlBRfwyk

Video

Kraneá tu comentario

Comentá primero

avatar
wpDiscuz