“No hay certezas y nada es obvio”

Cristian Ruffini, conocido como Quinta, produce y compone música, toca la guitarra como sesionista y aparte de musicalizar recitales y fiestas con sets propios, dirigió El Universal, un espacio cultural en el barrio de Palermo. Entrevistado por su colega Ramiro Abrevaya, el músico habló de su infancia, su carrera, obsesiones y deseos.

Por Ramiro Abrevaya
Diseño de portada: Ramiro Abrevaya
Foto: Niran

Quinta (Cristian Ruffini) no solo es productor musical, DJ, sesionista y compositor, sino también uno de los tipos más queridos por un sector de la escena independiente musical de Buenos Aires. Es conocido por su actividad como músico pero además supo cosechar amistades y reconocimiento por haber estado al mando de “El universal”, también conocido como “El uni”; un oasis cultural del barrio de Palermo que se caracterizó por sus propuestas de buena calidad, el clima amigable y un muy buen trato con los artistas.

El guitarrista acaba de lanzar “Nada es obvio”, su primer Ep solista, en el que se pone al frente de sus canciones y le da voz a sus ideas. Sensibilidad, mucha onda y vuelo artístico.

¿Cuál es tu primer recuerdo infantil asociado a la música?

Tengo dos hermanos más grandes que yo y cuando éramos chicos compartíamos habitación y teníamos los estantes de la biblioteca llenos de cds. Me fascinaban las tapas, los libritos, y poner uno en la compactera y descubrir la música que sonaba me parecía la matrix. Eso sumado a que había una guitarra criolla que era de mi viejo y nadie la usaba.

¿Por qué te dicen “Quinta”?

Podría inventar una historia épica pero voy a contar la verdad. Cuando empecé a hacer dj sets con mayor frecuencia y ya había entendido que esa era una gran manera de canalizar mi pasión por la música, muchas veces venían a verme amigos y cuando ponía una canción de esas que te hacen bailar, nos mirábamos y decíamos “que groso sería que suene en una quinta con pileta”. Después fue quedando ese pequeño grito de guerra y yo me lo apropié.

Sos productor, compositor, Dj y sesionista. ¿Cómo convivís con esos múltiples roles?

Exactamente soy un poco todo eso, pero nada fue totalmente planeado. Aprendí música con esa guitarra que estaba en mi habitación y todos esos cds. Saqué todos los temas que pude y así empecé a tocar en bandas. Después vino la época del conservatorio y comencé a tocar para proyectos de otros músicos que admiro muchísimo, como Ramiro Abrevaya y Fede Cabral. Y ya más en el día de hoy, produzco música y soy Dj. Me parece fascinante abarcar la música desde todos los ángulos posibles. Porque también soy público, y todo eso me nutre a la hora componer.

¿¿El Dj es un músico? Contanos algo de ese perfil tuyo y qué es el “Sampling”.

Creo que esa discusión ya es demodé. Es un cliché para algunes que quieren sacar pecho. Trato de alejarme de las definiciones y las etiquetas. Sí creo que está bueno establecer diferencias. La palabra DJ a veces se utiliza muy genéricamente. Existen personas que musicalizan, otras que mezclan esas selecciones y existen los Djs que tienen sus producciones y live sets.

El sampling es una herramienta muy copada a la hora de componer o producir. Consiste en captar un sonido, de la manera que sea, y utilizarlo de manera musical.
Justo ayer capté el ruido del paso a nivel del tren con mi celular y lo tengo guardado para usarlo en cualquier momento.

Permanentemente recomendás música en tus redes y tenés una lista enorme de Playlist curadas por vos. ¿Cómo es eso?

Desde aquella época de los Cds hasta ahora, nunca dejó de fascinarme escuchar y descubrir música nueva. A mis 24 años me fui a vivir sólo y desde ahí que, muchas veces cuando me iba a dormir, me ponía los auriculares y escuchaba cosas que había descubierto. Después, con la aparición de las plataformas digitales, saltaba de recomendación en recomendación y se transformó en costumbre quedarme dormido con los auris puestos. Amo que me soliciten armar playlist para bares, restaurantes, cafeterías. Lo disfruto muchísimo.

Sos el fundador de “El universal”, un espacio cultural mítico de Bs.As, muy querido por los artistas. ¿Qué cosas aprendiste estando del otro lado del mostrador? ¿Pudiste separar tu costado artístico del empresarial?

El Universal fue un antes y un después en mi vida y creo también en la vida de muchos y muchas más. Aprendí una enormidad de cosas, pero creo que la más importante fue entender que la escena necesita de músicos y productores. Siempre intento compartir este mensaje. Nos necesitamos entre todes y de alguna manera, somos socios en esto. Hay que cambiar ese paradigma del antiguo “bolichero” y es por eso que es bueno separar el costado artístico del empresarial, pero tampoco tanto. Si no se pierde humanidad.

¿Cómo vivís el proceso creativo? ¿Sos ansioso para cerrar tus producciones o les das tiempo para que se acomoden? ¿Qué emociones te invaden durante ese tránsito?

Mi último disco justo habla de la ansiedad, por lo que la respuesta es sí. Soy ansioso. Pero también los años me han enseñado que esa sensación se puede controlar y las cosas necesitan tiempo para acomodarse, pero tampoco tanto. Hay que entender cuando una obra está madura para compartirla y dejarla ir.
Las emociones que me invaden podría resumirlas en dos palabras: Éxtasis y frustración.

¿Por qué frustración?

Porque tengo una lucha constante entre lo que tengo en la cabeza y lo que puedo bajar al plano físico. Sumado al pensamiento de que podría procrastinar menos.

¿Un consejo para evitar el bloqueo creativo?

Podría decir cosas típicas que sirven mucho, como por ejemplo, preparar el espacio a tu gusto antes de sentarte, tomar un buen café, escuchar otra música a bajo nivel antes de comenzar, pero lo que más me abre la mente creativamente es salir a escuchar y ver música. La experiencia del vivo me parece lo más enriquecedor todavía en estos tiempos.

Acabás de lanzar tu Ep “Nada es obvio”. ¿De qué va? ¿Por qué ese título?

Durante estos últimos años maduré la idea de que no hay certezas y que nada es obvio, por más que lo parezca. Crecí en un contexto donde no se decían mucho las cosas. Aprender a verbalizar los sentimientos me cambió la vida. Y aunque todavía me cuesta mucho en ciertos aspectos, creo que cuestionar todo lo que me enseñaron es una actitud liberadora. Por eso derrumbo eso que llaman certeza a cada paso. Y de ahí el título del Ep, Nada es Obvio.

¿Proyectos para 2022?

Recién acaba de salir el Ep y en poco tiempo estaré editando un disco, pero de música electrónica 100%.Y con ese disco de producciones nuevas emprenderé un viaje a Europa en mayo para hacer dj sets por esas tierras. Quiero pinchar mis canciones y las de otros productores y productoras argentinas. Tengo la intención de mostrar que ese género está muy vivo en nuestro país y que se escuche afuera.

¿Vamos con l@s Nº1 de QUINTA? No te enloquezcas, es un jueguito, y la idea es responder lo más inconscientemente posible. Si estuviéramos cara a cara sería un ping pong).

EL/LA prócer del rock nacional: Luis Alberto Spinetta.
EL/LA Músic@: Gustavo Cerati.
LA Banda: Soda Stereo.
LA Canción: Tu nombre sobre mi nombre (Spinetta).
EL género musical: Indie pop.
EL/LA DJ: The Blaze.
EL/LA Productor@s musical: Evlay (Facundo Yalvé).

EL Instrumento: Piano.
EL Disco: Ok Computer.
EL Show que hayas visto: La primera visita de Radiohead.
LA Peli: El Club de la Pelea.
El/LA President@ de Argentina: Dos: Raúl Alfonsín y Nestor Kirchner.
LA Bebida sin alcohol: Soda.
LA Bebida alcohólica: Whisky.
LA Comida: Pastas con pesto.
LA Infusión: Café.
EL Postre: Marquise de Chocolate.
LA Ciudad: Buenos Aires, siempre.
LA Canción compuesta por QUINTA (no vale decir “la que está por venir”): Veramente.

Kraneá tu comentario

Comentá primero

avatar
wpDiscuz