Por primera vez, una iniciativa popular ingresó a la legislatura porteña

El proyecto, nacido al calor de la lucha de distintas organizaciones políticas, ambientales, sociales y de arquitectura y urbanismo, ganó estado parlamentario y fue tratado en una primera comisión. Nunca antes una iniciativa de este tipo había ingresado a la legislatura. La palabra de los protagonistas.

Por Kranear

Ayer lunes 16 de mayo, la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Legislatura porteña, le dio tratamiento a la Iniciativa Popular que impulsa desde el 2020 el Frente de Todos junto a distintas organizaciones de la sociedad civil, y dio el visto bueno, por medio de un dictamen, para que ahora el expediente pase por otras comisiones de trabajo de la casa, como Planeamiento Urbano y Presupuesto.

El expediente propone derogar la ley con la que el gobierno de Larreta vendió 18 hectáreas de tierra pública de Costa Salguero y Punta Carrasco para construir allí un barrio náutico, y por el contrario crear un parque público, debería ingresar al recinto en el 2022, para ser votado, o rechazado.

“Tuvimos acá en la legislatura la audiencia pública más grande de la historia de la Ciudad. Fue impactante, record de participación de parte de la ciudadanía, y fue ahí que surgió la idea de que esa participación no cese, que ese clamor popular no se diluya, y encontramos en la Constitución, en la Ley 40, una herramienta”, contó el senador Mariano Recalde, el promotor principal de la iniciativa popular, no solo en términos formales, en el expediente que ahora se tramita en la legislatura, sino también en el plano político, al ser un referente del kirhnerismo y el Frente de Todos en el distrito. “Cada vez que el pueblo participa, los dirigentes se equivocan menos”, advirtió.

La reunión se realizó en el salón Raúl Alfonsín de la Legislatura porteña, y fue presidida por el titular de la Comisión, Hernán Reyes, militante de la Coalición Cívica que conduce Elisa Carrió, y aliado del PRO en la legislatura. La mayor parte de los integrantes del Frente de Todos participó de la reunión, aunque muchos de ellos no son integrantes de la comisión. En la primera media hora del encuentro, tal como lo establece el reglamento, hicieron uso de la palabra distintos ciudadanos y ciudadanas, que en su totalidad, celebraron el tratamiento del proyecto y ofrecieron argumentos ambientales, políticos y jurídicos para llamar a los legisladores a votar por la sanción de la iniciativa.

El legislador Javier Andrade recordó que “acá en la legislatura, un lugar en el que tanto se pivotea con la antipolítica, o se plantea que no es importante participar o comprometerse, que haya sucedido un hecho de estas características, inédito desde 1996 a la fecha –cuando la casa dejó de ser Concejo Deliberante y convertirse en Poder Legislativo-, es algo que no podemos dejar pasar así nomás”, y llamo a “acompañar los intereses del conjunto de la ciudadanía”, ya que “tenemos una oportunidad”.

Costa Salguero, una punta de lanza contra la especulación inmobiliaria.

Distintos espacios como Jóvenes por el Clima, el Colectivo de Arquitectas (se parieron a sí mismas al calor de la audiencia pública de final del año pasado) y Ecohouse, más organizaciones políticas y sociales, se aglutinaron en noviembre de 2020 detrás de una consigna que amalgamó un sentimiento colectivo: basta de que Larreta y sus legisladores funcionen como el brazo parlamentario de los grandes desarrolladores inmobiliarios, y el río, la ribera y las tierras públicas, no se venden, se defienden en la calle -y el parlamento local-.

Cómo subrayó Recalde, el hito de la iniciativa popular tiene historia, y comenzó a tomar cuerpo primero con la audiencia pública que se realizó entre las dos lecturas de del proyecto del Ejecutivo porteño para modificar la normativa urbanística de la zona. Fue la más larga de la historia de la casa legislativa, se realizó entre noviembre de 2020 y enero de 2021, y contó con la participación de 2 mil oradores; y después llegó la campaña de juntada de firmas que las organizaciones llevaron a la calle, con la que se juntaron 53 mil firmas, una cifra que superó con holgura el 1,5 del electorado, tal como marca la ley para que este tipo de proyectos tomen estado parlamentario.

“Sabemos que la ley 6.289 fue aprobada sin las mayorías necesarias, y no podemos dejar de decirlo en este lugar, porque yo sé que los legisladores y legisladoras del oficialismo saben que la ley debería haber sido sancionada con una doble lectura, y se hizo con una sola, y entonces estamos partiendo de un proyecto que en su ley original ya era anticonstitucional, y así lo dijeron en un fallo de primera instancia, otro en segunda instancia, y está ahora en espera de resolución en el Tribunal Superior de Justicia, que esperemos que no sea una vez más a medida del gobierno de la Ciudad”, sostuvo la legisladora del Frente de Todos Lucía Cámpora.

La joven militante recordó además que en la audiencia pública se produjo un fenómeno para destacar: el río, su costa, fue reivindicado tanto por los adultos mayores como por los jóvenes, ya que los primeros disfrutaron de los balnearios públicos, y los más pibes, porque fue desde los boliches de la zona que conocieron los amaneceres, en las fiestas de egresados. “Esas generaciones se unieron para construir este proyecto colectivo que involucra cuestiones ambientales, de democratización del acceso al espacio público y también a la vivienda”, porque en este caso las tierras serán destinadas a la especulación inmobiliaria y no a los sectores que sufren problemas habitacionales.

“Si la primera iniciativa popular que llega al recinto, en toda la historia de la legislatura porteña, la van a votar en contra, pregúntense a quién están representando. Van a quedar en la historia como los diputados y diputadas que rechazaron la primera iniciativa popular que llegó al recinto”, cerró Cámpora entre la cortina de aplausos de las cien personas que coparon el salón.

Kraneá tu comentario

Comentá primero

avatar
wpDiscuz