La tercera independencia

A 206 años de la gesta patriótica encabezada por un grupo de hombres y mujeres, el historiador Escot aporta algunos apuntes sobre las otras dos independencias que forjó el peronismo –y en cosencuencia, el pueblo- a lo largo de la historia reciente.

Por Matias Escot

1816: Vivir libres e Independientes

Frente al centralismo que reinó en los primeros cinco años del ciclo de independencia, y que sería motivo de la lucha futura, esa decisión de trasladar el Congreso al interior del país resultó una idea, más que acertada. En Tucumán llegaron los diputados de las Provincias Unidas del Sur, para declarar la Independencia. Entre ellos estaban las provincias que hoy pertenecerían al territorio boliviano, Mizque, Charcas y Chichas. Los legisladores llegaron a una Tucumán sitiada, y militarizada en sus calles por el Ejército del Norte. De noche en San Miguel de Tucumán una ciudad que no contaba con más de 5000 habitantes, existía toque de queda. Nadie podía circular y la ciudad quedaba totalmente a oscuras, se apagaban los faroles callejeros, por si invadían los realistas.

Los legisladores se hospedaron en casas de familias, ya que no había un lugar de dimensiones y comodidad para alojarlos. La Independencia se declaró en la casa de más alcurnia, la de Nicolás Laguna, un comerciante español casado con una tucumana, Francisca Bazán. En aquella casa alrededor de las 14 hs, el inefable Juan José Paso le preguntó a los congresales si querían declararse libre de España, del rey Fernando VII. Con todo el norte en guerra defendido por la Capitana Juana Azurduy, y el general Martín Miguel de Güemes y cientos de hombres y mujeres anónimos, surgió aquel anhelo de vivir libres, e independientes. Un día significativo y más federal, que aquel 25 de mayo, es este 9 de Julio de 1816.

1947: El General de los trabajadores
Tenía que ser el movimiento nacional popular que le diera un giro a la cuestión, el peronismo vino a dar gato por liebre a la vida política y social del país. Fue aquel general de los trabajadores, que declaró la segunda independencia. Aquel 9 de Julio de 1947, conmemorando el 131 aniversario de aquel hito histórico Juan Domingo Perón, en la Casa histórica de Tucumán leyó el acta de la segunda Independencia que anunciaba, “el compromiso de “los representantes de la Nación en sus fuerzas gubernativas y en sus fuerzas populares” de liberar al país del dominio del “capitalismo foráneo”. Luego de nacionalizar los ferrocarriles, los puertos, el transporte público, y de apostar al consumo y la producción interna, Perón entendía que retomaba el control de lo que llamaba “el sistema nervioso de la economía”. Luego decía, “Está a salvo la dignidad argentina y nuestros hijos, dueños de la riqueza que la providencia les entregó, deben ser celosos guardianes de todo cuanto hemos devuelto a la Nación para que nadie, jamás, vuelva a intentar la empresa suicida de uncirnos a la conducción foránea”

Así como narrativa al acto material, el peronismo aporta símbolos, y como acto simbólico declaró en aquella Tucumán de 1947, la segunda Independencia, la Independencia económica. Y que nadie vuelva a condicionarnos a la conducción foránea, el pueblo debía ser el guardián de este acto que sería suicida, según el General, y vaya si lo sabemos en los períodos que ha gobernado el neoliberalismo de rapiña por estos lares del sur.

Cristina Fernández: Libertad e Igualdad
El tercer acto simbólico, y giro interpretativo a este día de la independencia, lo realiza una mujer, fue Cristina Fernández de Kirchner como presidenta de la Nación, durante el Bicentenario, (esta vez los hechos de mayo), pero repetido en otras dos alocuciones, el 9 de Julio de 2011, y del 9 de Julio de 2015 en el propio Jardín de la república. “Argentinos tan valientes como San Martín, como Belgrano como Güemes construyeron la libertad, nosotros tenemos la obligación de transformar esta libertad en Igualdad, este es el compromiso de nuestra generación”. Estas fueron las palabras en a antesala al día de la Independencia, en 2011.

La igualdad no era solamente económica para la expresidenta, la igualdad social, política, geográfica y de género, son algunas formas de igualdad para continuar conquistando. Lo que resulta claro es que para la actual Vicepresidenta de la Nación, la igualdad es un signo distintivo de estos nuevos tiempos. Por eso hoy, es necesario pensar desde otra perspectiva aquella independencia declarada en 1816. Desde el fondo de la historia nos atraviesa un legado, las Provincias Unidas se declararon libres de España y de toda dominación extranjera. ¿Aquel 9 de Julio nos trae otros desafíos a nuestro presente? De Perón a Cristina Fernández, la lucha por la independencia, la libertad y la igualdad, está vigente. No cesa, es cotidiana. Ved en trono a la noble igualdad, reza nuestro himno. Tal vez ese sea, el eje pendiente, para evitar la entrega a una conducción foránea de nuestra patria.

A 206 años de la declaración de nuestra Independencia, en San Miguel de Tucumán.

Kraneá tu comentario

Comentá primero

avatar
wpDiscuz