Elecciones

Proportion

Coyuntura y estrategia

El militante Gastón Fabián plantea que en política hay que distinguir los humores fluctuantes de los permanentes, y advierte que la fragmentación del campo nacional y popular puede tener mayores consecuencias que la actual crisis económica. Señala que pensar en términos electorales es pensar en términos tácticos, y que la táctica sin estrategia conduce al desastre.

Proportion

Cinco conclusiones para pensar noviembre

Ahora que bajó la espuma y se acomodaron los melones, el autor de la nota propone un repaso de los datos duros que arrojaron las PASO en la primera y tercera sección electoral, bastión electoral del peronismo, para pensar en algunas estrategias de cara a las elecciones generales.

Proportion

El pueblo no puede esperar más

De cara a las generales de noviembre, el Frente de Todos debe hacerse cargo de las expectativas que se generaron en el 2019 y mostrar una clara y firme voluntad de cumplirlas. Si quiere llegar al pueblo, tiene que escuchar más a la militancia y menos a los tecnócratas, porque la militancia es pueblo, y se mueve y construye dentro del pueblo.

Proportion

Descifrar el mensaje y seguir trabajando

El golpe en la mandíbula que recibió ayer el Frente de Todos requiere de un análisis frío y lúcido del descontento que se expresó en las urnas, para ir al hueso con distintos instrumentos y políticas. De eso habló Alberto desde el escenario y lo mismo corre para la militancia que, se sabe, no baja los brazos nunca.

Proportion

“Nosotros podemos decir cuál es nuestro proyecto y de dónde venimos”

El precandidato a legislador porteño y militante de La Cámpora, Juan Pablo Modarelli, conversó con Kranear sobre la gestión de la Anses, donde todavía cumple funciones ejecutivas, el rol de la militancia durante la pandemia y las elecciones en las que una vez más se ponen en juego dos proyectos de país. “No hay proyecto de Ciudad sin proyecto nacional”, señaló.

Proportion

Un perfil no apto para comunicadores perezosos

El maestro rural Pedro Castillo da cuenta de un fenómeno inacabado, inasible, y su triunfo pareciera ser la expresión de la impureza peruana, que arrastra barro, piedra y metal noble, y que aparte complejiza el tipo ideal del progresismo latinoamericano, ya que en su base se laten contradicciones y convivencias entre potencialidades revolucionarias y reaccionarias.