Raquel Gazzanego

Proportion

“No quiero justicia, quiero justa justicia”

Raquel Gazzanego es la esposa y madre de los hijos de una de las cuatro víctimas de la Masacre de Wilde, ocurrida hace 26 años. Nunca dejó de luchar para que se juzgue y condene a los culpables, once oficiales de la Maldita Policía. El objetivo puede cumplirse este año, con el anuncio de la realización de un juicio oral. “Lo quiero ver, soy agnóstica”, apunta.