Redes sociales

Proportion

“Twitter funciona como cablera de los medios de comunicación”

Mariana Moyano es periodista, docente de la carrera de Comunicación de la UBA e investigadora. Hace dos años publicó Trolls SA, un frondoso trabajo en el que se sumerge en el mundo de las redes sociales, y en especial, en Twitter, su plataforma preferida. Tiene más de 100 mil seguidores y es la tercera invitada a participar de la sección Barro Twittero.

Proportion

“La ironía y el sarcasmo suelen ser más útiles que la profundidad de las ideas”

El periodista y docente Sebastián Abrevaya es el segundo tuitero en participar de la sección Barro Twittero. Tiene más de 45 mil seguidores. Cuenta que en la red se mezclan su vida personal, lo laboral y lo político.

Proportion

“Si quieren solo informarse, no entren en las chicanas de la red social”

Natalia Salvo, abogada laboralista y militante del campo nacional y popular, es la primera tuitera en participar de la flamante sección Barro Twittero.

Proportion

Las redes sociales y las violencias patriarcales

Muchas mujeres viven su sexualidad sin conciencia de sus derechos sexuales y reproductivos, y muchas otras la descubren a través de experiencias opresivas, abusivas o violentas. En la virtualidad se suele promover la exhibición erotizada de los cuerpos y desde el feminismo popular se considera que esto puede tener que ver con la necesidad de la aprobación de un otro. Y ahí hay algo para deconstruir.

Proportion

Música

Concentrar músicos y músicas para desconcentrar medios

“La inserción de las redes sociales y el desdoblamiento de la personalidad en su versión virtual nos convirtieron en productos”, reflexiona el percusionista y músico independiente Nicolás Gort, y llama a sus colegas a organizarse para promover y garantizar más y mejores oportunidades de desarrollo para todos y todas. Ahí está el éxito, asegura, no en la personal.

Proportion

Macri quiere limpiar el contenido de las redes sociales de los ministerios

Por instrucción del secretario de Medios Públicos del Gobierno nacional, las redes sociales institucionales de todas las carteras deben cambiar de nombre y que la gestión de Alberto Fernández comience de cero. Se trata de un nuevo capítulo en la larga serie de retrocesos institucionales que nuestro país sufrió en los últimos cuatro años.