La trampa del orsay

Una ocurrencia del personaje más famoso del dibujante e historietista Carlos Loiseau (Caloi), sirve para graficar parte el perverso discurso comunicacional que la Alianza Cambiemos despliega, con el aporte de los grandes medios de comunicación, para justificar la implementación su programa económico.

Por Luis Gras

Allá por 1978, en la argentina se jugaba el mundial de futbol, el gobierno era de facto y su propaganda para tapar los crímenes de lesa humanidad era “la fiesta de todos” jingle que hacía referencia a ese mundial. Las tapas del multimedio clarín, como siempre, dibujaban la realidad para encubrir las miserias de la dictadura y las suyas propias.

En la última página de ese diario, aparecían las tiras de prestigiosos historietistas argentinos que hacían las veces de bálsamo para tanta barbarie, entre ellas, la tira “Clemente” originalmente llamada “clemente y Bartolo” del gran negro Caloi, nos mostraba la realidad desde sutiles interpretaciones. Una de ellas, que ocupo varias tiras diarias, era la llamada “la trampa del orsay” en referencia a la ley del offside o posición adelantada en el reglamento del futbol.

Tal reglamento era mencionado asiduamente por el entones técnico de la selección, Cesar Luis Menotti. Clemente entonces decidió realizar algunas posibles escenas en donde se reflejara la trampa del orsay que es donde debería caer inocentemente el delantero antes de llegar al arco.

Ud. Se preguntara: ¿Qué tiene esto que ver con política?

Se lo explico.

Vengo sosteniendo desde hace un tiempo que este gobierno nos hace caer permanentemente en “la trampa del orsay”. Como ejemplo podemos recordar que a principios de 2016, nos asustaron con un posible aumento de las tarifas de un 1000%. Rápidamente salimos a protestar enérgicamente y entonces, supuestamente asustados, nos ofrecieron audiencias de debate para discutir tal aumento.

Luego de desfilar cientos de compañeres y dirigentes políticos resolvieron bajar el aumento entre 200 y 400%. “GANAMOS, GANAMOS, GANAMOS”, gritábamos exultantes. Hoy, luego de decenas de aumentitos, estamos pagando más de un 1700% que en 2015. Caímos en la trampa del orsay.

Hace pocos días el gobierno decidió que la deuda de la empresa Metrogas la pagaran los usuarios en 24 cuotas. Protestas, reclamos, insultos, gritos, demandas. El gobierno da marcha atrás. “GANAMOS, GANAMOS, GANAMOS” gritamos otra vez. 24 horas después, el Gobierno anuncia que el Estado se hará cargo de la deuda de Metrogas, o sea, en buen romance, Macri estatizó la deuda privada.

Caímos otra vez en la trampa del orsay.

Kraneá tu comentario

Comentá primero

avatar
wpDiscuz