Rosca y listas de unidad en la PBA

El sábado cerraron las listas para las PASO del 12 de agosto y en las secciones electorales de la estratégica Provincia de Buenos Aires, el Frente de Todos selló la unidad que pregona la Casa Rosada y que Kicillof necesita para acceder a una mayoría en el senado provincial. Un mapa detallado de la primera sección electoral, la madre de todas las batallas bonaerenses.

Por Roberto Scolari

El domingo 25 a las 00:00 hs aún había funcionarios de primera línea en Casa Rosada recibiendo las últimas novedades, y en la Honorable Junta Electoral, ubicada en La Plata (capital de la provincia de Buenos Aires), todavía se escuchaban rumores sobre la danza de nombres que subían y bajaban de las listas, o las listas que se anotaban y luego, en la negociación, se caían.

Sucede que, a diferencia de los cierres nacionales en los que el Frente Todxs presentó una lista de unidad el sábado por la tarde y Juntos presentó dos listas que ya estaban confirmadas desde el jueves pasado, los distritos bonaerenses tuvieron mayores dificultades para alcanzar las listas de unidad. En esta nota se propone un repaso de las listas de senadores provinciales y algunos cierres que señalan tendencias en la primera sección electoral, donde el Frente Todos intentará revertir el resultado de las elecciones en 2017 y alcanzar la mayoría automática en la Legislatura provincial.

Legislatura Provincial, conformación y listas
El sistema republicano argentino está conformado por tres poderes (Judicial, Ejecutivo, Legislativo) que funcionan, a su vez, en los tres niveles jurisdiccionales, es decir, en el ámbito nacional, provincial y municipal. Así es que existen juzgados federales y provinciales, gobernadores provinciales e intendentes municipales, y un Congreso Nacional, pero a su vez cada provincia tiene su propia legislatura (incluida la de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires), y cada municipio, su concejo deliberante, el órgano mínimo de deliberación del país. Cada provincia (en este caso Buenos Aires) tiene su Corte Suprema de Justicia, su Procuración, su Cámara de Diputados y de Senadores y, por supuesto, su gobernador.

Si bien ciertos espacios políticos han hecho una bandera con la idea de que “los poderes son independientes”, sería más justo decir que en realidad son “interdependientes”, porque para que el sistema funcione, cada uno debe ejercer cierto control sobre el otro, y los tres deben relacionarse entre sí.

Es así entonces que solo la Cámara de Senadores de la Provincia (Legislativo) tiene facultad para llevar a juicio político a los Jueces de la Corte Suprema provincial (Judicial), y debe ser el gobernador (ejecutivo) quien envíe los pliegos al Senado provincial (Legislativo) para que este apruebe los pliegos para nombrar al Procurador General (Judicial).

Es por todo esto que la elección que tendrá sus PASO en agosto y las generales en noviembre, será fundamental para las aspiraciones del gobernador Axel Kicillof de hacer reformas profundas en la provincia más grande de nuestro país.

Actualmente, la Legislatura provincial está conformada por 46 senadores y 92 diputados. Ambos se eligen en forma cruzada de acuerdo a la sección electoral a la que pertenecen: en este caso, las secciones 1, 4 y 5 reeligen senadores y las secciones 2, 3 y 7 reeligen diputados, invirtiéndose la ecuación en las elecciones siguientes.

El Frente de Todxs tiene mayoría de diputados (45 vs. 38 de Juntos) pero Juntos tiene mayoría de senadores (26 vs 20 del Frente Todxs); sin embargo, Juntos pone en juego 16 senadores mientras que el Frente Todxs pone en juego 7, en tanto que Juntos pone en juego 16 diputados contra 22 del Frente Todxs.

Aquí se dirime una de las cuestiones fundamentales para la gobernabilidad de los próximos dos años: una victoria ajustada le aseguraría al Frente Todxs la mayoría en Diputados pero no así en Senadores; una victoria holgada le permitiría conservar mayoría automática en ambas cámaras, permitiéndole llevar a cabo reformas profundas, aparte de aquellas que competen a las facultades específicas del Ejecutivo, como la ejecución del presupuesto, la obra pública, etc.

El gobierno provincial espera ganar holgadamente en la tercera sección y perder la quinta, pero hay una tercera, fundamental, en la que se reeligen 8 senadores: la primera sección electoral, que comprende el norte, el noroeste y el oeste del conurbano bonaerense; 24 localidades arraigadas entre Vicente López y Tigre, San Isidro y Morón, Pilar y General Las Heras.

La nómina de Senadores provinciales del Frente Todxs es curiosamente similar a la que presentó Unidad Ciudadana en 2017. En aquel este caso encabezan Luis Vivona (Malvinas Argentinas), Teresa García (San Isidro), Gustavo Soos (Merlo) y Sofía Vannelli (Vicente López), cuando en aquella época la ecuación era Soos-García-Vivona.

Soos y Vivona tienen su lugar allí en representación de dos intendentes (Menéndez y Nardini) que aportan victorias inapelables al peronismo provincial, en tanto que Teresa García, que sale del Ministerio de Gobierno de Axel Kicillof para volver al senado provincial que ocupó durante los años de oposición a Vidal y será quien ordene la cámara en nombre del gobernador.

Una buena elección en la primera sección electoral podría significarle al Frente Todxs dar vuelta la sección y quedar 5-3 en relación a Juntos.

Por otra parte, la lista de Juntos va divida dado que las PASO que jugarán radicales y PRO a nivel nacional se replican en Buenos Aires y en prácticamente todos sus distritos. La lista PRO (es decir, la lista de Santilli) lleva en tercer lugar a Ramiro Tagliaferro, ex intendente de Morón, en el segundo a Daniela Reich, actual senadora y esposa de Diego Valenzuela (Tres de Febrero) y en primer lugar a Christian Gribaudo, de Vicente López. Solo por el poder de Jorge Macri dentro de los intendentes de la primera sección se explica la presencia de Gribaudo, quien perdió estrepitosamente las últimas elecciones que se presentó contra Ameal y Riquelme en Boca, hombres cercanos a Sergio Massa.

Sin embargo fue la lista radical de Manes la que dio la mayor sorpresa, dado que lleva como cabeza de lista a Joaquín de la Torre, histórico dirigente peronista de San Miguel, armador del espacio Peronismo Republicano que conduce Miguel Ángel Pichetto. Manes no solo intentará apostar al voto radical en la provincia, sino a juntar la cabeza de los “peronistas PRO” que pueden facilitarle cierta territorialidad.

El sábado 24/7, la plana mayor del Frente de Todos presentó, en una fábrica de Escobar, a los y las principales candidatas para la PBA y la CABA.

Números de la primera sección electoral
Si miramos los cierres de las listas a concejalas y concejales en los municipios de la primera sección electoral dentro del Frente Todxs, lo primero que encontramos es el respeto por el mensaje que el sábado a la tarde, en la planta de Qeruclor, en Escobar, primera sección electoral, dieron el gobernador Axel Kicillof y el presidente Alberto Fernández.

Para los gobiernos municipales que ya pertenecen al Frente Todxs la unidad no representaba un problema, dado que corresponde a Federico Achaval (Pilar), Mariele Fernández (Moreno), Gustavo Menéndez (Merlo), Ariel Sujarchuk (Escobar), Juan Andreotti (San Fernando), Leo Nardini (Malvinas Argentinas) o Lucas Ghi (Morón), poner a los primeros concejales de la lista, que muchas veces son funcionarios probados en la gestión municipal.

Sin embargo, el ojo estaba puesto en los municipios en los que no gobierna el Frente Todxs, y además en Tigre, el municipio que ardió en la interna de 2019. Tomemos algunos casos testigo para ver cómo cerró el Frente Todxs la primera sección electoral y algunas particularidades que surgen de los cierres.

Tigre: el municipio que representa el bastión de poder del actual presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, tuvo un cierre turbulento en el año 2019, cuando todas las fuentes apuntaban a que Malena Galmarini, actual titular de AySA, quería quedarse con la intendencia del municipio. Era difícil de explicar dado que la gestión de Zamora había sido exitosa, pero en las semanas previas al cierre de listas la interna se empezó a agitar entre “zamoristas” y “massistas” y escaló al punto de que Zamora amenazó con jugar una PASO dentro del distrito por fuera del Frente Renovador, hecho que de por sí constituía una derrota para Sergio Massa, que terminó aceptando la candidatura de Zamora para renovar su intendencia. Por eso el sábado por la noche sorprendió gratamente en el Frente Todxs la foto entre Malena Galmarini y Julio Zamora firmando la lista de unidad junto al resto de las agrupaciones. Si bien el Frente Renovador logró poner más concejales en los puestos expectantes, la lista de unidad será encabezada por Gisela Zamora, compañera del actual intendente de Tigre.

José C. Paz: el municipio de Mario Ishii fue el único gobernado por el Frente Todxs que no alcanzó la unidad por el lamentable hecho de que el intendente está internado con coronavirus. Así es que se desató una interna importante entre José Pérez y el sector conducido por los hermanos Caggiano (Roque y Roni) dado que el objetivo de ambas listas es posicionarse para suceder al intendente en 2023 cuando ya no pueda presentarse por la ley de re-elecciones. Hasta últimas horas de la noche Federico Tea, ex rector de la Universidad de Jose C. Paz y actual secretario de Gobierno de Axel Kicillof estuvo intentando saldar la grieta para alcanzar la lista de unidad, pero no lo logró. La interna de José C. Paz será una de las protagonistas de las PASO dado que la mayoría de los municipios alcanzaron la lista de unidad.

Vicente López: el distrito cuya conducción eclosionó luego de la derrota de 2015, será el único en el Frente Todxs que presentará tres listas para dirimir internas. Dos de las listas son encabezadas por Beccaria y Bachelo, dos peronistas con recorrido en el distrito, pero sorprende que la mayor unidad la alcanzó Lucas Boyanosky, titular de PAMI en San Martín, que recientemente abandonó Nuevo Encuentro junto a Adrián Grana para encolumnarse bajo la conducción de Máximo Kirchner. Corriente Lealtad, el espacio más joven de todos los que integran el Frente Todxs, tendrá entonces su primera contienda electoral, en la que buscará superar al PJ local y aliados para colocarse como única conducción de cara a las elecciones a intendente del año 2023.

Moreno: en el distrito conducido por Mariel Fernández no hay sorpresa, dado que se alcanzó la lista de unidad esperada y que será indudablemente una de las victorias rutilantes dentro del Frente Todxs. Pero es digno de destacar que es el único distrito en el cual los movimientos sociales tendrán una gran representatividad, indudablemente motivado por que la actual intendenta es militante del Movimiento Evita. Así es que el Evita tiene el primer y el quinto lugar de la lista, que la agrupación vecinal Hugo del Carril tiene el cuarto, pero que luego aparecen dirigentes de la Corriente Clasista Combativa, el MTL y el Movimiento de Integración Patria Unida, quienes lograron ocupar puestos importantes, un hecho que no sucedió en otros distritos.

San Isidro: este era el municipio que no gobierna el Frente Todxs en el que más se esperaba una interna como viene sucediendo desde hace muchos años. No porque hubiera esperanzas de superar al actual intendente Gustavo Posse (que se llevó la última contienda por 20 puntos), sino por el peso específico de los dirigentes que conducen el distrito más acostumbrado a producir dirigentes de renombre que a ganar elecciones.

Así es que el distrito traduce en distintas conducciones a los tres espacios que conforman el Frente Todxs a nivel nacional: el Partido Justicialista conducido por Alberto Fernández, el kirchnerismo por Cristina Fernández de Kirchner (CFK) y el Frente Renovador por Sergio Massa.

El representante del primero en San Isidro es nada menos que el jefe de Gabinete de Ministros, Santiago Cafiero, nieto de Antonio e hijo de Juampi, históricos dirigentes sanisidrenses. Por otro lado, el kirchnerismo es conducido por María Teresa García, dirigente muy cercana a CFK, actual ministra de Gobierno de Kicillof y candidata a senadora provincial por la primera sección electoral. El último espacio está bajo la conducción de Sebastián Galmarini, hermano de Malena e hijo del histórico dirigente sanisidrense Fernando “Pato” Galmarini y la reconocida médica, militante y ex concejal Marcela Durrieu.

Con el peso específico de estos dirigentes la interna parecía asegurada, sin embargo, una foto de los tres referentes, a las 23 horas del sábado, en el bunker del Frente Renovador, sorprendió a todo el mundo y llevó alivio al frente interno.

Según comentan los diarios zonales, un llamado desde Casa Rosada cerca de las 22.30 horas ayudó a cerrar una lista que durante la tarde parecía imposible.

Kraneá tu comentario

Comentá primero

avatar
wpDiscuz