“Basta de amenazas, aprietes y sumarios en contra de los que luchan”

Los gremios docentes arrancaron el año con un paro de 48 horas y una movilización a la Plaza de Mayo, para exigir que el gobierno los convoque a la paritaria nacional, entre otros reclamos. También anunciaron que pararán y marcharán el 8M. La principal oradora fue Sonia Alesso, titular de la CTERA.

Miles de educadoras y educadores nucleados en la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA), el Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP) y la Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU), marcharon a la Plaza de Mayo para transmitirle al Gobierno nacional que no los va a doblegar, a pesar de la campaña de difamación y persecución que les tiró encima desde el primer día de mandato.

Las columnas de las seccionales de los sindicatos que forman parte de las federaciones de gremios docentes, partieron desde el Congreso de la Nación y luego de recorrer cerca de diez cuadras de la Avenida de Mayo –en la 9 de Julio se toparon con una desmesurada y provocadora presencia policial-, realizaron un acto de espaldas a la Plaza de Mayo.

Miles de docentes marcharon por la Avenida de Mayo. Crédito: Nicolás Cardello.

En el cierre del acto, y con la voz rasposa que la caracteriza, la secretaria general de CTERA, Sonia Alesso, denunció que “estamos acá para decirles que aunque no quieran verlo ni escucharlo, nuestros pibes y pibas, llegan con hambre a la escuela, que aumentó la pobreza en nuestro país, que hay despidos todos los días” y que “eso lo vemos todos los días en las escuelas”.

Los principales reclamos que los sindicatos docentes llevaron a la calle, aparte de realizar un paro de actividades de dos días, es la exigencia de que el Ministerio de Educación los convoque a la paritaria nacional, de que se cumpla la ley de financiamiento educativo, que las aulas sean seguras y que haya justicia para los docentes Sandra y Ruben, fallecidos el año pasado, en el partido bonaerense de Moreno, por la desidia estatal de la gobernación provincial.

“Somos los que con infinito amor en las escuelas enseñamos a defender la Patria. Por eso decimos: donde hay una escuela está la Patria, y honramos a nuestros próceres San Martín, Belgrano, Moreno, Juana Azurduy, Artigas, y somos también los que en las escuelas defendemos los derechos humanos, y por eso volvemos a exigir justicia por Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, y justicia completa por nuestro compañero Carlos Fuentealba”, gritó Alesso frente a las columnas docentes, bajo un sol radiante y muy caluroso.

De Feo, de los docentes universitarios, fue uno de los oradores del acto.

“Marchamos y paramos contra la desidia, la represión y la violencia del discurso oficial. Nos gustaría estar sentados en la mesa de la paritaria, pero no aman la educación ni al pueblo, no se conmueven como nosotros con los pibes que tuvieron netbooks, libros, orquestas infantiles y hoy no tienen guardapolvo, zapatillas o para comer”, insistió la secretaria general de la federación de gremios docentes más importante del país. Y luego de denunciar que los estaban atacando por anunciar que iban a participar del próximo paro y movilización de mujeres, el 8 de Marzo, alertó que “vamos a defender la educación del pueblo y la libertad en nuestras escuelas. Basta de amenazas, aprietes y sumarios en contra de los que luchan. A seguir peleando, porque la escuela enseña, resiste y sueña. ¡Viva la lucha docente!

Por su parte, el secretario general de la CONADU, Carlos De Feo, sostuvo que “en alianza con un poder judicial que los banca y un poder mediático que nos miente todos los días, el gobierno cree que se pueden perpetuar en la Casa Rosada, que es de todos los argentinos, pero nosotros decimos que mientras haya una maestra, un profesor de pie, este pueblo no va a estar de rodillas”. Y advirtió: “Fracasaron, porque no nos van a doblegar, vamos a vencer, porque como lo venimos demostrando en estos tres años de lucha, el derecho a la educación no se vende ni se entrega”.

La desmesurada presencia policial es una postal habitual de los últimos tiempos.

Arriba y debajo del escenario estuvieron presentes Roberto Baradel, a cargo del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA) y Eduardo López, titular de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), y María Lazzaro, secretaria general de SADOP. En el momento de mayor efervescencia del acto, un grupo de maestros y maestras levantaron sus guardapolvos a modo de bandera para pedir “Paritaria ya”.

Llama la atención aunque no asombra, que ni Clarín, ni La Nación ni Infobae, los tres portales de noticias de mayor tráfico de visitas del país, dos o tres horas después del acto, no hayan publicado una nota sobre el asunto.

Los nuevos mártires de los gremios docentes fallecieron el año pasado en el partido de Moreno.

Kraneá tu comentario

Comentá primero

avatar
wpDiscuz